Rebrote en Basurto: el paciente cero que amenaza la desescalada

No se han detectado «focos claros» fuera de los hospitales de País Vasco, pero pueden producirse, de ahí el freno a la movilidad entre comunidades limítrofes

El brote del Hospital Universitario de Basurto, en Bilbao, continúa su escalada. Si el miércoles eran 25 positivos y un fallecido, ayer, la consejera de Salud, Nekane Murga, informó de la defunción de otro paciente. Además, después de hacer 798 PCR, la cifra de positivos asciende en este hospital a 29: 11 profesionales, 11 pacientes y siete visitas o contactos estrechos. A ellos hay que sumar otro fallecido el del hospital de Txagorritxu, en Vitoria. Y una cuarta víctima mortal registrada ayer en esta comunidad, según el comunicado de la Consejería, aunque el Ministerio de Sanidad informe de «solo» dos fallecidos en los últimos siete días en esta región.

El origen del alarmante rebrote de Basurto «se desconoce. No hay ninguna hipótesis. Epidemiología, a través de Salud Pública, está investigando la causa», aseguraron desde el hospital.

Al margen de los contagios registrados en este hospital y en el de Txagorritxu, Murga explicó que no se han detectado «focos claros» de transmisión comunitaria, aunque reconoció que es «posible» que puedan surgir. Y ése es precisamente el temor, que el paciente 0 «haya podido generar un pequeño brote antes de ir al hospital», incide Fernando Rodríguez Artalejo, epidemiólogo y catedrático de Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid. «Mi impresión es que si Cantabria ha pospuesto la movilidad con el País Vasco, como hizo previamente Navarra, es por temor a que haya un caso intracomunitario y no tanto al problema intrahospitalario. No se ha podido identificar, pero a lo mejor lo está habiendo», añade.

La preocupación, con los casos de Basurto, va en aumento. «Hay que analizar si la cadena ha funcionado. Si no fuéramos capaces de encontrar el primer caso intrahospitalario tendríamos que ver qué no funciona o qué no estaba previsto en el protocolo», explica Serafín Romero, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, que recuerda que «ahora ha sido Basurto, pero la aparición de un brote puede ocurrir en cualquier hospital del país porque el virus no se ha ido».

Por ello, según Artalejo, «resulta esencial hacer a todo paciente tras la clínica, un test de anticuerpos y si sale negativa hacerle una PCR. Nada es perfecto, la sensibilidad de la PCR los primeros días de clínica es regular, pero reduce el riesgo, aunque no impide que alguien con PCR negativa, dé después positivo. Los profesionales han de extremar las precauciones. De modo que si van a estar muy cerca de un paciente hay que ponerse la pantalla no solo la mascarilla, y mantener el distanciamiento físico entre profesionales de un hospital durante todo el tiempo que dure la pandemia».

Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería, coincide con él: «Para intentar evitar que lo que ha ocurrido en el Hospital de Basurto suceda en otros centros sanitarios debemos seguir siendo muy cautelosos y estrictos en las medidas, manteniendo la distancia, siempre que sea posible, con el resto de los profesionales y con los pacientes; redefinir circuitos intrahospitalarios y reducir al mínimo las visitas».

Aunque ahora, lo importante es «cortar rápidamente el brote con la ficha epidemiológica. Pero también hay que ser conscientes de que brotes así vamos a tener durante todo el verano», afirma el médico Antonio Burgueño. «El protocolo del Ministerio tiene porosidades. Tomar temperatura no frena el virus porque hay asintomáticos. Además, una mujer durante su ciclo menstrual puede tener 37,5ºC», añade este médico, que también apunta la importancia de «la calidad de las mascarillas porque no todas son igual de buenas. Segundo, el rigor en su uso, y tercero, mantener la distancia porque las mascarillas reducen el contagio, pero no es una barrera 100% eficaz».

El foco de Txagorritxu: siete positivos y un fallecido

El otro foco del País Vasco se sitúa en el Hospital Universitario Araba– Txagorritxu, en Vitoria, que durante varios días se mantuvo en cuatro positivos. Así, la consejera de Salud explicó que se han realizado 130 pruebas PCR a contactos estrechos, pacientes y profesionales de este centro hospitalario. El resultado de estos test es que en este foco hay al menos siete casos positivos: tres pacientes, un profesional y tres visitas o contactos estrechos. Es decir, tres casos más que el día anterior. Además, la consejera informó ayer de un fallecimiento. Se trata del segundo paciente que dio positivo tras realizar el estudio de contactos al primer paciente positivo. El fallecido padecía una grave enfermedad.