Industria subvenciona con 11 millones la fabricación de equipos médicos y EPIs contra la Covid-19

Las empresas tendrán que estar constituidas en España y deberán producir productos que sean considerados de emergencia por el Gobierno

Dentro de una UCI: empezamos a ver la salida del túnel
El sonido de la monitorización, de los respiradores, las alarmas y el silencio conviven con los equipos de protección individual (EPIs) que llevan los sanitariosRaquel ManzanaresEFE

La falta de materiales y equipos de protección fue uno de los motivos del drama sanitario que se vivió en España durante los dos primeros meses de la pandemia. El letargo del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), dependiente del Ministerio de Sanidad, y la situación de los mercados internacionales, con escasez de oferta acrecentada por la celeridad de algunos países a la hora de acometer las compras, privaron a los centros sanitarios españoles de numerosos equipos claves para garantizar la seguridad de los profesionales y para aminorar el impacto del coronavirus entre la población. El Gobierno intenta ahora paliar esta acuciante falta de materia, que aún subsiste en la actualidad en productos como, por ejemplo, los guantes de nitrilo, fomentando la producción nacional.

Y lo hace pese a que a lo largo de la crisis Ingesa decidió comprar en países asiáticos algunos materiales que se comercializaban mucho más baratos por empresas ubicadas en España y conocidas en el sector. En una orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo convoca ayudas para las entidades que realicen inversiones para la fabricación de dispositivos médicos, equipos de protección personal y aquellos productos que sean considerados de emergencia para el Gobierno.

La cuantía total máxima de las ayudas será de 11 millones de euros, y van dirigidas a entidades privadas con personalidad jurídica propia, legalmente constituidas en España y que vayan a dedarrollar un protecto de los establecidos en esta orden para la producción industrial de dichos equipos, así como principios activos, sustancias químicas, medicamentos u otros productos que sean considerados de emergencia en relación con el Covid-19. El BOE especifica como características de las ayudas “subvenciones de hasta el 80% sobre el total del presupuesto del proyecto que haya sido considerado financiable, estableciendo importes máximos de ayuda por partida financiable: 80% sobre el presupuesto financiable de la partida de aparatos y equipos; 80% sobre el presupuesto financiable de la partida de gastos y validación técnica; 30% sobre el presupuesto financiable de la partida de ingeniería de proceso de producción; 20% sobre el presupuesto financiable de la partida de Edificación”. Según Industria, cada ayuda quedará limitada hasta un máximo de 500.000 euros por entidad jurídica.

Como ya ha informado LA RAZÓN, el Gobierno no ha constituido aún una reserva estratégica de materiales contra la Covid-19 en previsión de una segunda oleada.