El confinamiento, la única receta de la OMS contra la Covid-19

“A veces solo nos queda no salir de casa”, afirma el director general de la OMS, porque “permitir que un virus tan peligroso circule libremente no es ético y, simplemente, no es una opción”.

No parece haber alternativa eficaz al confinamiento, a pesar de los graves problemas sociales y económicos que provoca “echar el cerrojo” a la actividad normal de un país. La nueva normalidad ha durado muy poco, si es que alguna vez la hubo, y todo parece indicar que causó más problemas que beneficios. En este sentido, y ante el aumento de casos que se está produciendo en Europa y América, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha advertido que a algunos países no les quedará más remedio que recurrir de nuevo a confinamientos locales. “Entendemos la frustración de muchos países a medida que ven los casos subir de nuevo. Llegado cierto punto, no hay otra cosa que hacer que dar órdenes de quedarse en casa para ganar tiempo y usarlo para elaborar planes, preparar a los trabajadores sanitarios y mejorar los test”.

Inmunidad de grupo

El experto etíope añadió que, en la actual situación, sigue sin ser una opción dejar que más gente se contagie para intentar lograr inmunidad de grupo, porque, advirtió, “permitir que el virus circule llevará a infecciones, sufrimientos y muertes innecesarias”. “En la mayoría de los países menos del 10 por ciento se ha infectado”, recordó el máximo responsable de la OMS, algo que, “unido a la falta de vacuna, impide utilizar una estrategia tan arriesgada como la de buscar la inmunidad de grupo”.

Nunca se ha utilizado como respuesta a una epidemia, y mucho menos ante una pandemia. Además, plantea problemas éticos”, aseguró Tedros, para recordar que todavía no hay estudios suficientes para confirmar cuánto dura la inmunidad de las personas que ya han pasado la COVID-19, y si ésta es igual en todos los individuos. “Permitir que un virus tan peligroso circule libremente no es ético y, simplemente, no es una opción”, insistió.

Para la OMS, la única alternativa son las otras opciones que “desde el primer día” han defendido: buscar los casos, aislarlos, hacer tests, tratar a los pacientes, y rastrear los contactos de los contagiados.

Apps de rastreo

Tedros subrayó que, en la labor del control de la pandemia están siendo de gran ayuda las aplicaciones de rastreo de casos de Covid-19 para móvil, con exitosos ejemplos en países como India, Dinamarca y Reino Unido, y subrayó que la OMS está colaborando con el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades para perfeccionar estas herramientas digitales.

Sin embargo, en España, Radar Covid sigue sin conseguir el mínimo de adherencia para poder ser de utilidad, ya que el porcentaje de población que se la ha descargado no llega al 10%. Algunos expertos consideran que la causa principal es que no se ha implicado a los profesionales sanitarios en su desarrollo ni en su posterior recomendación.