Los niños son la mitad de vulnerables al virus que los adultos

Las personas menores de 20 años son un 43% menos susceptibles a la infección por Covid-19 que los adultos

Las personas menores de 20 años son un 43% menos susceptibles a la infección por Covid-19 que los adultos
Las personas menores de 20 años son un 43% menos susceptibles a la infección por Covid-19 que los adultosQuique GarciaEFE

La experiencia acumulada durante estos meses de pandemia reflejan que los menores son menos vulnerables al SARS-CoV-2 que los adultos, pero faltan evidencias de por qué ocurre esto. Ahora, un nuevo análisis computacional sugiere que las personas menores de 20 años son aproximadamente la mitad de susceptibles a la infección por Covid-19 que los adultos, y es menos probable que infecten a otros individuos, según un estudio desarrollado por la Universidad de Haifa, Israel, y publicado en la revista de acceso abierto «PLOS Computational Biology».

Estudios anteriores han encontrado diferencias en los síntomas y el curso clínico que muestra la Covid-19 en niños en comparación con los adultos, mientras que otras investigaciones han puesto el acento en que se diagnostica una menor proporción de menores en comparación con los grupos de mayor edad. Sin embargo, solo unos pocos estudios han comparado los patrones de transmisión entre grupos de edad y sus conclusiones no resultan definitivas.

Por ello, para comprender mejor la susceptibilidad y la infecciosidad de los niños, Itai Dattner, responsable de Investigación de la Universidad de Haifa, y sus colegas ajustaron modelos matemáticos y estadísticos de transmisión dentro de los hogares a un conjunto de datos de resultados de pruebas de Covid-19 de la densa ciudad de Bnei Brak, en Israel. En concreto, el conjunto de datos cubrió 637 hogares cuyos miembros se sometieron a pruebas de PCR para detectar una infección activa en la primavera de 2020, mientras que algunas personas también recibieron pruebas serológicas para detectar anticuerpos contra el SARS-CoV-2. Así, al ajustar los parámetros del modelo, los investigadores encontraron que las personas menores de 20 años son un 43% menos susceptibles que las personas mayores de 20. Además, con una infectividad estimada en el 63% de la de los adultos, los niños también tienen menos probabilidades de transmitir el virus a otras personas. De hecho, los investigadores también encontraron que los niños tienen más posibilidades que los adultos de recibir un resultado de PCR negativo a pesar de estar realmente contagiados por el SARS-CoV-2.

Estos hallazgos podrían explicar los informes mundiales que reflejan que se diagnostica una menor proporción de niños con Covid-19 en comparación con los adultos. De hecho, la investigación computacional futura podría explorar la dinámica de transmisión en otros entornos, como hogares de ancianos y centros de estudios. En esta línea, otro estudio realizado por investigadores de la City University of Hong Kong, la Academia China de Ciencias y el Instituto Politécnico Rensselaer de Estados Unidos sugieren que el cierre de escuelas no es muy beneficioso para prevenir casos graves de Covid-19, «pues el colegio solo representa una pequeña proporción del contacto social y es más probable que las personas se expongan al virus en instalaciones públicas, como restaurantes y centros comerciales».