Demuestran que la Covid-19 deja trastornos neurológicos en uno de cada tres supervivientes

Existe un 44% más de riesgo de diagnósticos neurológicos y de salud mental después de padecer Covid-19 que tras pasar la gripe, según un nuevo estudio publicado en “The Lancet”

La incidencia estimada de ser diagnosticado con un trastorno neurológico o de salud mental después de la infección por Covid-19 fue del 34%, según un estudio de la Universidad de Oxford publicado en "The Lancet"
La incidencia estimada de ser diagnosticado con un trastorno neurológico o de salud mental después de la infección por Covid-19 fue del 34%, según un estudio de la Universidad de Oxford publicado en "The Lancet"Brais LorenzoEFE

La pandemia de la Covid-19 ya ha afectado a más de 132 millones de personas en todo el mundo. Por fortuna, la mayoría logra superar la enfermedad, pero las secuelas que quedan en los pacientes más graves todavía son una incógnita, aunque comienzan a aparecer las primeras respuestas, ya que uno de cada tres supervivientes de Covid-19 recibió un diagnóstico neurológico o psiquiátrico durante los seis meses posteriores a la infección por SARS-CoV-2, según confirma un estudio observacional de más de 230.000 registros de salud de pacientes publicado en la prestigiosa revista científica “The Lancet Psychiatry”.

El profesor Paul Harrison, autor principal del estudio, miembro de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, confirma que “estos son datos del mundo real con una gran cantidad de pacientes nos permiten confirmar las altas tasas de diagnósticos psiquiátricos después de la Covid-19 y muestran que también ocurren trastornos graves que afectan al sistema nervioso (como derrames cerebrales y demencia). Si bien estos últimos son mucho más raros, son importantes, especialmente en aquellos que tenían Covid-19 grave“. Las consecuencias de este hallazgo resultan determinantes, ya que “aunque los riesgos individuales de la mayoría de los trastornos son pequeños, el efecto en toda la población puede ser sustancial para los sistemas de atención sanitaria y social debido a la escala de la pandemia y al hecho de que muchas de estas afecciones son crónicas. Como resultado, los sistemas de atención médica necesitan contar con los recursos necesarios para hacer frente a las necesidades previstas, tanto en los servicios de atención primaria como secundaria”, advierte el investigador.

Desde que comenzó la pandemia de Covid-19 ha habido una creciente preocupación acerca de que los sobrevivientes puedan tener un mayor riesgo de trastornos neurológicos. Un estudio observacional previo realizado por el mismo grupo de investigación informó que las personas que superan la Covid-19 tienen un mayor riesgo de trastornos del estado de ánimo y ansiedad en los primeros tres meses después de la infección. Sin embargo, hasta ahora, no ha habido datos a gran escala que examinen los riesgos de los diagnósticos neurológicos y psiquiátricos en los seis meses posteriores a la infección por SARS-CoV-2, de ahí que este último estudio resulte tan determinante al incluir la evaluación de más de 81 millones de personas.

Detalles de la investigación

En concreto, se incluyeron en el análisis pacientes que tenían más de 10 años y que se infectaron con el virus SARS-CoV-2 después del 20 de enero de 2020 y que aún estaban vivos el 13 de diciembre de 2020. Este grupo se comparó con 105.579 pacientes diagnosticados con influenza y 236.038 pacientes diagnosticados con alguna infección del tracto respiratorio (incluida la influenza). En general, la incidencia estimada de ser diagnosticado con un trastorno neurológico o de salud mental después de la infección por Covid-19 fue del 34%. Para el 13% de estas personas, fue su primer diagnóstico neurológico o psiquiátrico registrado. Los diagnósticos más comunes después de la Covid-19 fueron los trastornos de ansiedad (que ocurren en el 17% de los pacientes), los trastornos del estado de ánimo (14%), los trastornos por abuso de sustancias (7%) y el insomnio (5%). La incidencia de problemas neurológicos fue menor, incluido el 0,6% de hemorragia cerebral, el 2,1% de accidente cerebrovascular isquémico y el 0,7% de demencia.

Los autores también observaron a las personas que experimentaron gripe y otras infecciones del tracto respiratorio durante el mismo período de tiempo para ayudar a comprender si estas complicaciones neurológicas y de salud mental estaban relacionadas específicamente con Covid-19. Después de tener en cuenta las características de salud subyacentes, como la edad, el sexo, la etnia y las condiciones de salud existentes, en general hubo un 44% más de riesgo de diagnósticos neurológicos y de salud mental después de Covid-19 que después de la gripe, y un 16% más de riesgo después de Covid-19 que con infecciones del tracto respiratorio.

Como resultado, los autores dicen que la Covid-19 conduce a un mayor riesgo de trastornos neurológicos y psiquiátricos. Sin embargo, esto no se observó en todas las condiciones, pues no hubo evidencia clara de que el nuevo coronavirus condujera a un mayor riesgo de parkinsonismo o síndrome de Guillain-Barré. El Dr. Max Taquet, coautor del estudio, de la Universidad de Oxford, Reino Unido, dijo: “Nuestros resultados indican que las enfermedades cerebrales y los trastornos psiquiátricos son más comunes después del COVID-19 que después de la gripe u otras infecciones respiratorias, incluso cuando los pacientes se emparejan para otros factores de riesgo. Ahora necesitamos ver qué sucede más allá de los seis meses. El estudio no puede revelar los mecanismos involucrados, pero sí apunta a la necesidad de una investigación urgente para identificarlos, con miras a prevenirlos o tratarlos”.