Save the Children estima que la tasa de mortalidad infantil puede dispararse en más de un 15% en la India

La organización también advierte de un potencial aumento de muertes de embarazadas ante el colapso de los hospitales en el país

Hijos de trabajadores migrantes esperan transporte en una estación de autobuses durante un cierre en Nueva Delhi
Hijos de trabajadores migrantes esperan transporte en una estación de autobuses durante un cierre en Nueva DelhiSTRAP

En muchas clínicas tan sólo cuentan ya con paracetamol. La emergencia sanitaria que sufre la India es desoladora. Los hospitales y los centros de salud están colapsados, lo que podría desembocar en miles de muertes de menores de cinco años y embarazadas ante la falta de medicamentos y la escasez de personal sanitario en esta crisis, alertan desde Save the Children. En concreto, la organización estima que la tasa de mortalidad infantil puede incrementarse en más de un 15%.

La emergencia por coronavirus puede suponer un retroceso en los avances logrados en el país durante las últimas décadas y puede provocar que los menores de cinco años no tengan acceso a vacunas y tratamientos básicos para acabar con la diarrea, la neumonía o la desnutrición aguda grave.

Save the Children explica que se han cerrado muchos centros infantiles que anteriormente proporcionaban a los pequeños comidas regulares, lo que ha dejado a muchos sin acceso a alimentos básicos. “Casi uno de cada cinco niños en la India está gravemente desnutrido y muchos de ellos necesitan tratamiento urgente”, afirma el Dr. Rajesh Khanna, director adjunto de Salud y Nutrición de Save the Children en la India.

Y la situación puede empeorar aún más en las próximas semanas debido a que muchas personas están abandonando las ciudades hacia sus pueblos de origen porque no hay trabajo o porque quieren estar con la familia, lo que aumenta el riesgo de propagación del virus en las zonas rurales, donde la atención médica es limitada.

“Nuestros equipos nos cuentan que hay clínicas que sólo tienen paracetamol para las personas enfermas y que carecen de oxígeno. Están diciendo a mujeres en etapas avanzadas del embarazo que tendrán que dar a luz en casa porque todos los establecimientos de salud de sus distritos están atendiendo a pacientes con Covid-19. Nos preocupa que esto las deje en mayor riesgo de complicaciones o incluso de muerte”, añade Khanna.

Desde el inicio de la emergencia, Save the Children está trabajando en estrecha colaboración con las autoridades de las ciudades y las zonas rurales para proteger a la infancia y las familias más vulnerables. Junto a estos actores, la organización está proporcionando suministros de atención médica a las comunidades, incluidos oxígeno, ventiladores y medicamentos. La organización también está ayudando a las familias a encontrar centros de salud que aún no están a plena capacidad y actúa como intermediario entre los pacientes y las ambulancias. Para garantizar la salud de los niños y niñas pequeños y las madres, la organización trabaja en las comunidades para crear conciencia sobre cuestiones de nutrición y salud. A nivel económico, también están realizando transferencias de efectivo a las familias que han perdido su fuente de ingresos por la pandemia, para que puedan comprar bienes de primera necesidad.