Sociedad

Covid-19: los recuperados son prácticamente inmunes al virus durante 10 meses

El riesgo de reinfectarse con el SARS-CoV-2 se reduce sustancialmente después de una primera infección, según un estudio publicado en “Lancet Healthy Longevity” elaborado en residencias de ancianos. Tan sólo hubo un 2,2% de personas que recayeron

Ilustración del SARS-CoV-2
Ilustración del SARS-CoV-2Archivo

Hace menos de un mes un estudio publicado en “The Lancet” concluía que la mayoría de las personas que se recuperan de la Covid-19 probablemente son inmunes varios meses después. En concreto, el riesgo de contraer de nuevo el virus se reduce en un 83% durante al menos cinco meses. Pues bien, una nueva investigación, publicada hoy en “Lancet Healthy Longevity”, concluye que el riesgo de reinfección se reduce sustancialmente hasta 10 meses después de una primera infección. Esta es la principal conclusión del estudio Vivaldi dirigido por investigadores del University College London (UCL).

Para el estudio, los investigadores analizaron las tasas de infecciones por Covid-19 entre octubre y febrero entre más de 2.000 mayores y personal de residencias de ancianos, comparando aquellos que tenían evidencia de una infección previa hasta 10 meses antes, según se determinó mediante pruebas de anticuerpos, con aquellos que no habían sido previamente infectados.

Y descubrieron que los residentes con una infección previa tenían un 85% menos de probabilidades de infectarse durante este período analizado de cuatro meses (octubre-febrero) que los residentes que nunca habían estado infectados, mientras que el personal con una infección anterior tenía un 60% menos de probabilidades que el personal que no había tenido la infección anteriormente.

Los investigadores dijeron que esto mostró una fuerte protección en ambos grupos, pero advirtieron que los dos porcentajes pueden no ser directamente comparables, ya que el personal puede haber accedido a las pruebas fuera del hogar de ancianos, lo que llevó a que las pruebas positivas no se incluyan en el estudio. Además, los residentes que dieron positivo en la prueba de anticuerpos probablemente representaron un grupo particularmente robusto, habiendo sobrevivido a la primera ola de la pandemia.

“Es realmente una buena noticia que la infección natural proteja contra la reinfección en este período de tiempo. El riesgo de infectarse dos veces parece ser muy bajo”, afirma la la Dra. Maria Krutikov, del Instituto de Informática de la Salud de la UCL y autora principal del estudio.

“El hecho de que una infección previa por Covid-19 brinde un alto nivel de protección a los residentes del hogar de ancianos también es tranquilizador, dadas las preocupaciones pasadas de que estas personas podrían tener respuestas inmunes menos sólidas asociadas a la edad de la edad. Estos hallazgos son particularmente importantes, ya que este grupo vulnerable ha no ha sido el foco de mucha investigación“, añade Krutikov.

Para el estudio, 682 residentes (con una edad promedio de 86 años) y 1.429 empleados de 100 residencias de ancianos en Inglaterra se sometieron a análisis de sangre de anticuerpos en junio y julio del año pasado tras la primera ola de Covid-19. Aproximadamente un tercio de ellos dio positivo en anticuerpos, lo que sugiere que habían sido infectados previamente.

A continuación, los investigadores analizaron los resultados de las pruebas de PCR de los participantes, comenzando aproximadamente 90 días después de que se tomaron las muestras de sangre para asegurarse de que las pruebas no detectaran la infección inicial. Las pruebas de PCR se realizaron una vez a la semana para el personal y una vez al mes para los residentes, con más pruebas en caso de un brote. Los resultados positivos de las pruebas solo se incluyeron si estaban separados por más de 90 días para asegurarse de que la misma infección no se incluyera más de una vez.

14 reinfecciones

La cantidad de personal y residentes que fueron reinfectados entre octubre y febrero fue muy pequeña. Según los resultados de la prueba de anticuerpos, de las 634 personas que habían sido previamente infectadas, las reinfecciones ocurrieron en solo cuatro residentes y 10 miembros del personal. Es decir, únicamente en el 2,2% de los que se infectaron al menos diez meses antes del estudio. Entre los 1.477 participantes que nunca se habían infectado, las pruebas de PCR positivas se realizaron en 93 residentes y 111 miembros del personal.

El estudio excluyó el impacto de la vacunación al eliminar a los participantes del análisis 12 días después de su primera dosis.

Los autores abordan la cuestión de la eficacia de la vacuna en un estudio independiente de VivaIdi. “Un próximo paso importante es investigar la duración de la inmunidad después de la infección natural y la vacunación y evaluar si este efecto protector se mantiene contra las variantes actuales y emergentes”, afirma la Dra. Laura Shallcross, de la UCL.