Sociedad

Sanidad ordena retirar un lote de un conocido fármaco contra el colesterol

Se utiliza para reducir las concentraciones de colesterol total, colesterol “malo” y triglicéridos que circulan en la sangre

El colesterol es una de las sustancias grasas que se encuentran en la corriente sanguínea.
El colesterol es una de las sustancias grasas que se encuentran en la corriente sanguínea.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha ordenado hoy retirar del mercado un lote de comprimidos de un conocido fármaco contra el colesterol.

Se trata de las Simvastatinas de Cinfa comprimidos de 40 mg recubiertos con película EFC. El lote en cuestión es el BT1432 con fecha de caducidad el 30 de junio de 2023.

¿El motivo? La agencia ha detectado un error en el envasado y en el prospecto de este tipo de estatinas no autorizados.

Por ello, ha solicitado la retirada del mercado de todas las unidades distribuidas de los lotes afectados y su devolución al laboratorio por los cauces habituales.

Además, Sanidad ha ordenado a las comunidades autónomas que realicen un seguimiento de la retirada del medicamento contra el colesterol.

¿Para qué se utiliza?

La Simvastatina se utiliza para reducir las concentraciones de colesterol total, colesterol “malo” (colesterol LDL) y unas sustancias grasas llamadas triglicéridos que circulan en la sangre. Además, eleva las concentraciones del colesterol “bueno” (colesterol HDL).

El colesterol es una de las sustancias que se encuentran en la corriente sanguínea. Su colesterol total se compone principalmente del colesterol LDL y el HDL.

El colesterol LDL a menudo se denomina colesterol “malo” porque puede acumularse en las paredes de sus arterias formando placas.

Con el tiempo, esta acumulación de placa puede provocar un estrechamiento de las arterias. Este estrechamiento puede hacer más lento o interrumpir el flujo sanguíneo a órganos vitales como el corazón y el cerebro, informa la Aemps. Esta interrupción del flujo sanguíneo puede provocar un infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular.

El colesterol HDL, denominado colesterol “bueno”, ayuda a evitar que el colesterol malo se acumule en las arterias y las protege de las enfermedades cardiacas.

Los triglicéridos son otro tipo de grasa presente en su sangre que pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca.