Sociedad

ITS

¿Por qué se han multiplicado los casos de sífilis y gonorrea entre los jóvenes?

Reino Unido alcanzó el año pasado cifras récord en la detección de ambas ITS, un 50% más que en 2021. Ya son la segunda causa de enfermedad en Europa, solo precedidas de las patologías respiratorias

El preservativo es el principal método anticonceptivo usado por las españolas
El preservativo es el principal método anticonceptivo usado por las españolaslarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@6d1771e5

Las cifras anuales de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA, por sus siglas en inglés) muestran que los diagnósticos de gonorrea aumentaron a 82.592 en 2022, un 50,3% más que en 2021 (54.961). Este es el mayor número de diagnósticos en un año desde que hay registros (1918), señaló la Agencia.

Los datos del organismo de salud también muestran que los diagnósticos de sífilis infecciosa aumentaron a 8.692 en 2022, una cifra récord desde poco después de la Segunda Guerra Mundial.

Las personas de entre 15 y 24 años tienen más probabilidades de ser diagnosticadas con infecciones de transmisión sexual (ITS) debido a que cambian de pareja con más frencuencia que otros grupos de edad. Los expertos explican que este incremento se debe, en gran medida, a la reducción en el uso del preservativo. También señalan que, los que lo usan, dejan de hacerlo muy pronto, basando su decisión en aspectos subjetivos como que la relación ya es estable. Por otro lado, el hecho de que el VIH se haya convertido en una enfermedad crónica, y no mortal, ha influido en la relajación del uso de métodos barrera, especialmente entre las generaciones que no vivieron los peores momentos de la epidemia.

El preservativo no lo es todo

El Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia (UCV) publicó el año pasado un informe en el que se analizaba la eficacia de las campañas preventivas lo largo de los años. “Desde las campañas institucionales del ‘Póntelo, pónselo’ de hace algunos años hasta la más reciente promovida por el Ministerio de Sanidad, ‘Sal como quieras, pero no salgas sin condones’, parecen confiar la solución de este grave problema de salud pública a la mera utilización del preservativo”. La entidad destacó algunas limitaciones de este método, como que su eficacia depende en buena medida del uso regular y correcto ya que, de otro modo, ésta se reduce significativamente.

Además, el análisis destacaba que “los condones ofrecen un mayor grado de protección contra las enfermedades transmitidas por las secreciones genitales y un menor grado de protección contra las úlceras genitales o el virus del Papiloma Humano (VPH) debido a que estas infecciones también pueden transmitirse mediante la exposición a áreas (por ejemplo, piel o superficies mucosas infectadas) que no están cubiertas o protegidas por un condón. De hecho, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), de Estados Unidos destacaron en un informe reciente que, en el caso de la sífilis y el virus herpes simple tipo II, “los preservativos de látex ofrecen protección limitada” contra su transmisión.

Situación en España

En nuestro país, la incidencia de ITS en mujeres aumentó por encima de un 1000% entre 2016 y 2019, según las estimaciones del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

Pero no fue hasta 2021 cuando se alcanzaron cifras récord:15.338 casos de gonorrea, con una tasa de 32,41 por cada 100.000 habitantes –la más alta desde que hay registros–, 48,36 por cada 100.000 habitantes de infección por «clamidia trachomatis», hasta 30,81 de sífilis en población de entre 20 y 24 años, y una incidencia de herpes genital (VHS) de un 10-15% de la población adulta, según el último informe «Vigilancia epidemiológica de las infecciones de transmisión sexual en España», de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica y el Ministerio de Sanidad, publicado recientemente.

Los datos muestran un cambio de tendencia en cuanto a la población diana: la mayor incidencia se da en hombres de entre 20 y 24 años. El informe señala, asimismo, un claro aumento de infección gonocócica, sífilis y clamidia entre los jóvenes de 15 a 19 años, y entre el colectivo de hombres que tienen sexo con hombres (HSH).

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) son ya la segunda causa de enfermedad infecciosa en el continente europeo, justo por detrás de las respiratorias. Aunque las ITS generalmente se tratan fácilmente con antibióticos, algunas, como la gonorrea y la clamidia, pueden causar problemas de salud graves, como infertilidad y enfermedad pélvica inflamatoria.