Sociedad

Una mujer fallece por comer solo “snacks y golosinas”

Charlotte Broad seguía una dieta rigurosa de patatas fritas, galletas y golosinas y se negaba a beber agua.

Una madre de dos hijos falleció ayer en el hospital del condado de Royal Hampshire, Inglaterra, a causa de una severa desnutrición después de vivir durante años con una dieta que consistía solo en “golosinas y snacks”.

Publicidad

Charlotte Broad sufrió desnutrición fatal después de alimentarse a base de patatas fritas con queso y cebolla, galletas de gambas y golosinas, durante toda su vida, según explicó el forense al diario británico Daily Mail.

Los médicos que trataban a Broad, que tiene dos hijas jóvenes de entre 11 y seis años, se sintieron impotentes cuando se negó a comer o incluso beber, y vomitaba constantemente, tanto que su garganta se volvió negra. “Incluso después de que le dijeron que moriría si no comía, la señorita Broad declinó”, declararon al forense.

Cuando estaba embarazada, Charlotte de 32 años solo comía bocadillos, hecho que iba afectando severamente su salud. Su esposo Mark Darley ha asegurado que su pareja parecía tener una vida normal pero nunca la vio que comiera vegetales o cualquier tipo de alimentos saludables.

Broad fue ingresada en el Hospital del Condado de Royal Hampshire, en Winchester, Hants, el 3 de enero de 2019 después de permanecer en cama durante casi seis semanas. En el hospital, Broad rechazó incluso recibir nutrición por medio de una sonda intravenosa. Los médicos le preguntaron si entendía lo que iba a pasar si no comía y ella respondió “Probablemente me voy a morir”. La joven madre llegó incluso a pedir que no la examinaran más y se negó a que le realizaran análisis de sangre.

Publicidad

James Broad, hermano de Charlotte ha afirmado que siempre tuvo una forma extraña de comer y al parecer, hacía todo lo posible para morir.

La forense, Samantha Marsh, ha explicado que los trastornos alimentarios son muy difíciles de tratar y dijo: 'En última instancia, no se puede atar a alguien y obligarlo a comer. Charlotte tuvo una relación difícil con la comida y se negó a ser atendida por los servicios de salud mental".

Publicidad

El comportamiento de la mujer ha llevado al doctor Frank Murphy del hospital del condado de Royal Hampshire a firmar que “hay varias formas de suicidio como saltar de un puente o dejar de comer”.