La sanidad privada corre en auxilio de la pública: ya atiende al 19% de los pacientes hospitalizados

Sus centros albergan a 970 enfermos y acogen a 80 infectados en sus UCIS

Pandemia de COVID-19 reta eficiencia del sistema de salud mexicano
Especialistas médicos atienden a unos pacientes con enfermedades respiratorias FOTO: José Méndez EFE

La Sanidad privada, satanizada por Unidas Podemos, socios de Pedro Sánchez en el Gobierno, ha empezado a desplegar toda su red para auxiliar a la sanidad pública en la contención de la avalancha de infectados que se cierne sobre la sanidad española. En estos momentos, los centros sanitarios privados están atendiendo aproximadamente a 970 enfermos de coronavirus, 80 de ellos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIS), tras haber registrado más de 1.800 casos positivos por test de Covid-19. Así lo ha comunicado Aspe, la Alianza de la Sanidad Privada Española, la patronal que engloba al 80% de los hospitales de titularidad privada que operan en nuestro país. En total, y teniendo como referencia los datos del Ministerio de Sanidad, la sanidad privada atiende al 18,9% del total de pacientes hospitalizados en España y el 14,2% de los ingresados en las UCIS. Hasta el momento, ha registrado el 6,1% de los fallecimientos ocasionados por la enfermedad.

Carlos Rus, presidente de Aspe, señala que “desde el principio de la crisis se ha producido colaboración con el sector público para combatir la pandemia. Siempre hemos estado a disposición de las autoridades sanitarias. Lo importante, y lo que nos ocupa, es atender pacientes bajo el mando único de la Salud Pública en cada una de las comunidades autónomas que nos han pedido recursos y coordinación”.

Las necesidades difieren según la comunidad. Según Aspe, en esta autonomía “ya hay una toma directa de recursos de los hospitales privados por parte del sistema público”, el mejor “molde” de la colaboración bajo una única coordinación. En Valencia, se está a la espera de indicaciones, aunque se le ha pedido suspender toda actividad ordinaria y detectar recursos disponibles. En el País Vasco la sanidad privada está integrada como otros hospitales más de la red sanitaria y, de hecho, atienden posibles casos positivos que surjan sin derivarse a la pública”.

En Cataluña, ante la posibilidad de que en próximas semanas aumenten los pacientes graves que requieran UCIS, tanto profesionales como instalaciones privadas están bajo el mando de la Consejería de Salud.