Ciclismo

Las 10 bicicletas más raras del mundo

Los modelos más extravagantes del mercado ganan protagonismo en el Día Mundial de la Bicicleta. Este transporte cuenta en España con 1,8 millones de usuarios al día

Conference Bike
Conference BikeLa Razón

El Día Mundial de la Bicicleta llega en su momento de máximo esplendor. El 3 de junio quedó marcado en el calendario por la ONU como el día oficial para promover el transporte en bicicleta. Este vehículo ha ganado protagonismo durante la cuarentena como el transporte alternativo a los coches. Su coste es más reducido, permite viajar de forma individual y es respetuoso con el medio ambiente. En definitiva, tiene todos los ingredientes para ser el transporte de moda durante la “nueva normalidad”. Con datos previos al estado de alarma 1,8 millones de personas usan la bicicleta a diario en España, el 31,5% para ir a centros de estudio y el 26% para ir a trabajar. Casi 20 millones de personas usan la bicicleta con alguna frecuencia y ya son unos 3 millones los que utilizan los sistemas públicos de bicicletas. Para celebrar este día, la web de anuncios clasificados Clasf.es ha recopilado varios datos curiosos sobre 10 las bicicletas más extravagantes del mercado.

10. Cruzi Bike T150

El ranking comienza con la menos extravagante de todas e incluso en posible que la haya visto alguna vez circulando. La singularidad de la Cruzi Bike T150 está en la forma del asiento y la ubicación de los pedales. El principal objetivo de esta disposición es evitar el dolor de espalda por la inclinación del asiento que se asemeja a un sillón. Según sus creadores, la posición del cuerpo semireclinado es anatómicamente más correcta a diferencia de la posición clásica. De esta manera, elimina de la espalda, los brazos y el cuello, por lo que los viajes en bicicleta son aptos para todo tipo de personas y su precio ronda los 800 euros.

Cruzi Bike T150 FOTO: La Razón

9. Birds of Prey

“Aves de presa” es el nombre de esta bicicleta, al igual que la reciente película que sacó DC sobre Harley Quinn. La posición del ciclista explica el nombre, ya que el que quiera conducirla tendrá que recostarse como si estuviera volando o nadando. El sillín de este modelo es doble y se ubica en la zona de las caderas, mientras que los pedales se encuentran en la parte posterior de la rueda trasera. La explicación de esta postura es puramente científica, ya que permite al conductor fluir a través del viento en contra, puesto que permite alcanzar los 60 km/h. Esta postura es habitualmente usada por los ciclistas profesionales para ganar velocidad. Como dato curioso, Clasf.es destaca que esta bicicleta tardó 25 años en ser construida y su coste es de unos 4.600 €.

Birds of Prey FOTO: La Razón

8. LopiFit

LopiFit no tiene pedales porque pretende ser un híbrido entre bicicleta y cinta de correr. Según su creador, este modelo está destinado a aquellas personas que debido a sus trabajos y rutinas, no encuentran tiempo para ejercitarse. Su funcionamiento se basa en un sistema eléctrico, cuyos sensores registran los pasos y envían una señal al minicomputador que está dentro de la batería para que la bicicleta comience a rodar. Ese es el momento en el que conductor tiene que correr para cumplir con su rutina de cardio mientras acude al trabajo. Su precio es de unos 1.750 €.

LopiFit FOTO: La Razón

7. Fliz Bike

A esta bicicleta le falta poco para no serlo. No tiene pedales ni engranajes, aunque sigue entrando dentro de la categoría de bicicleta. En lugar de tener un asiento, el conductor se queda sujeto por un cierre y lo que tiene que hacer para que se mueva la bicicleta es mover sus piernas como si corriese. Cuando la bicicleta alcanza cierta velocidad, el conductor puede descansar sus pies en el soporte y el vehículo se conduce automáticamente. Este extraño modelo solo llegó a ser un prototipo y no está a la venta.

Fliz Bike FOTO: La Razón

6. Aeyo

A primera vista esta bicicleta parece más bien la unión de unos patines y la parte delantera de una bicicleta. Y así es, aunque ofrece más seguridad que unos patines. No ocupa mucho espacio y da más equilibrio. El conductor tan solo se tiene que agarrar bien los pies y sujetar el manillar. En Estados Unidos ha contado con aceptación de la gente, ya que buscaba sustituir los vehículos tradicionales. Además, su coste está en línea con el de otros bicicletas “normales”: unos 555 € aproximadamente.

Aeyo FOTO: La Razón

5. Conference Bike

Los conductores de la imagen, por su indumentaria, bien podrían ser una versión adulta del grupo Parchís tras haber dejado atrás el éxito musical. Pero más allá de esta imagen publicitaria, las Coference Bikes se usan como actividad de ocio. Como su propio nombre indica, esta bicicleta tiene como objetivo mantener charlas con varias personas. Se desarrolló en California en 1980 y cuenta siete asientos donde una persona es la que conduce el vehículo y el resto pedalea para mover la bicicleta.

Conference Bike FOTO: La Razón

4. Eliptigo

Pasamos de la cinta de correr de la LopiFit a la elíptica de este modelo. Este tipo de bicicleta elíptica para exterior es un nuevo concepto que está entrando con mucha fuerza en el mercado ya que aunque todavía no es muy conocida por Europa, en Estados Unidos está siendo muy aceptada. Este vehículo combina lo mejor del ciclismo y la carrera ofreciendo un entrenamiento muy completo y de alto rendimiento. Su marco es de aluminio y permite manejarla igual que una bicicleta de carreras, explica la web de anuncios clasificados Clasf.es. Su coste es de aproximadamente 4.000 €.

Eliptigo FOTO: La Razón

3. Podride Pitch

En tercera posición está la Podride Pithc. Esta bicicleta encubierta, busca ser un medio de transporte respetuoso con el medio ambiente, pero camuflándose entre los coches tradicionales. Fue creada por un ingeniero sueco que buscó un medio transporte alternativo y su coste es de unos 2.800 euros. Su gran ventaja es que no necesita un carné para conducirla y puede alcanzar casi los 25km/h. Para moverse es necesario pedalear y también cuenta con una marcha leve para moverse cómodamente por lugares elevados.

Podride Pitch FOTO: La Razón

2. Yike Bike

Es una bicicleta eléctrica desmontable lanzada en 2009. Pesa 23kg y se puede doblar en menos de 15 segundos. La gran comodidad de esta bicicleta es ir completamente sentado. Además, puede alcanzar una velocidad de 23 km/h y tarda menos de una hora en recargarse, aunque su precio de venta ronda los 3.000 euros.

Yike Bike FOTO: La Razón

1. Cyclotron

Finalmente el número uno de este ranking es para Cyclotron. Esta innovadora bicicleta de fibra de carbono, es eléctrica y fue inspirada por la película Tron. No posee ni rayos en sus ruedas ni baterías a la vista porque todo se encuentra escondido en su interior incluido los frenos. Las ruedas poseen luces led que se encienden automáticamente en lugares oscuros y además esta es compatible con dispositivos Android e iOS. Su precio ronda las 1.200 €.

Cyclotron FOTO: La Razón

La bicicleta más pequeña del mundo

Todos los anteriores modelos, por muy excéntricos que parezcan, pueden ser usados en la práctica. Por este motivo, la bicicleta más pequeña del mundo puede queda fuera del ranking, pero existe y su mecanismo funciona. Fue creada por un ciclista de la República Checa junto con su padre. Está certificada por el Libro de los Record Guiness como la más diminuta del planeta y cada rueda pesa y mide el tamaño de una moneda. Se trata de un prototipo y no está a la venta.

La bicicleta más pequeña del mundo FOTO: La Razón