El coronavirus: la preocupación más importante para el 60% de los españoles

Los rebrotes del verano han sido la causa de este incremento. España es el país europeo con mayor nivel de alarma ciudadana, solo superado por el desempleo

La escalada de casos a lo largo del verano ha vuelto a situar a la crisis del coronavirus como una de las principales preocupaciones de los españoles. Ahora, según un estudio de global de Ipsos «What worries the world», la pandemia es la mayor inquietud para el 60% de los españoles, ocho puntos por encima del estudio que se realizó en el mes de julio. De hecho, somos el país europeo más preocupado por la Covid-19, seguidos por el Reino Unido (58%). El análisis, que recoge mensualmente las principales preocupaciones de 27 países, habla de que es también la mayor preocupación para el 46 por ciento de la población mundial, según Europa Press.

Los rebrotes que se están produciendo en muchos países es la causa de este aumento. Mientras que en julio la Covid-19 era la mayor preocupación para 11 de los 27 países analizados en este estudio, en agosto ya lo es para 17 países. A nivel mundial, España ocupa el cuarto puesto en grado de preocupación, por detrás de Japón (70%), Australia (67%) y Malasia (61%). La preocupación actual en España por el coronavirus se acerca a la alcanzada en abril, en pleno pico de la pandemia, cuando llegó a ser lo «más preocupante» para el 68 por ciento, superando por aquel entonces, y por primera vez, al desempleo.

Aunque en esta última ola el paro se vuelve a situar por encima de la pandemia, la diferencia es solo de un punto (61%), suponiendo un aumento de dos puntos frente al mes anterior cuando era la principal preocupación para el 59 por ciento de los españoles. Esta cifra sitúa a España como el tercer país a nivel mundial más preocupado por este tema, y el segundo dentro de Europa, solo por detrás de Italia (62%). Sin embargo, a pesar del aumento de la preocupación por la pandemia debido a los rebrotes, no sigue la misma tendencia lo que concierne a sanidad, un aspecto que se mantiene en la misma cifra que el mes pasado (29%), pasando del cuarto al quinto puesto de las principales preocupaciones para los españoles.

Se rompe así algo que iba aparejado durante los meses más duros de la pandemia (Covid-19 y Sanidad), donde la Sanidad llegó a situarse como la tercera mayor preocupación para un 44% de los españoles. Esto puede deberse a que, a pesar de las cifras «nuevamente alarmantes», «no hay peligro todavía» de saturación hospitalaria y, por eso, la sanidad no ocupa los primeros puestos en las preocupaciones actuales.

Aún así, España es el tercer país europeo más preocupado por su sistema sanitario, por detrás de Hungría (59%) y de Polonia (46%). A nivel general, se registra un aumento en la percepción entre los españoles de que nuestro país está yendo por el mal camino, pasando de un 63 por ciento de españoles que opinaban así en julio a un 69% que lo hace en agosto. Aún así, se trata de cifras menores a las recogidas antes de la llegada de la pandemia a nuestro país, cuando en enero era el 79% de la población los que consideraban que España estaba yendo por el mal camino, un dato que nos situaba como el cuarto país más pesimista, seguido de Francia.

Un virus que restará incidencia a la gripe estacional

Se ha cobrado decenas de miles de vidas humanas solo en nuestro país, ha puesto patas arriba la economía mundial y nos ha obligado a cambiar a marchas forzadas nuestra forma de vivir pero, si podemos sacar algo positivo del dichoso coronavirus –más allá de la implantación del teletrabajo–, es que, al parecer, contribuirá a que haya una menor incidencia de la gripe. La positiva noticia la dio ayer el director emérito del Centro Nacional de Gripe en el Hospital Clínico de Valladolid, Raúl Ortiz de Lejarazu, y explicó muy bien de forma irónica la razón: «Los virus no se pisan la manguera» y este año «el protagonismo» lo tiene la covid-19. Ortiz de Lejarazu, que dirige desde ayer en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander el curso «Vacunas y vacunaciones en la era de la covid-19», aseguró que adelantar la campaña de la vacunación de la gripe «no va a tener un impacto importante». Según ha dicho, el virus de la gripe «no está teniendo protagonismo» en otros países del hemisferio sur, lo que se debe a que la búsqueda de casos, el personal y la capacidad analítica se ha desviado hacia el coronavirus y no se esté pudiendo detectar todo lo que se solía detectar.

Además cree que las medidas de distanciamiento físico y de higiene sanitaria adoptadas frente al coronavirus pueden estar impidiendo «de una manera importante» el avance de la gripe.

«Los virus respiratorios no se equivocan y no se pisan la manguera. Es más probable que la epidemia de la gripe sea menor que otros años», dijo, según recogió Efe. Sobre la transmisión de la covid-19, el director del Centro Nacional de Gripe señaló que el coronavirus se transmite en las situaciones de «barullo», que «encantan a los españoles», aunque también advierte de que se pueden producir brotes entre animales. «El coronavirus no distingue, exactamente igual que muchos virus de la gripe, de un jefe de servicio o de un cerdo o un visón», apostilló.

Con respecto al «lado bueno» de los casos de reinfección que se han detectado en los últimos días, Ortiz de Lejarazu, señaló que ayuda a consolidar la inmunidad de grupo ya que suelen ser «menos virulentas».