Mascarillas KN95: ¿por qué dejarán de venderse?

A partir del 30 de septiembre solo quedarán en el mercado español las mascarillas con calificación europea

Las mascarillas, producto sanitario obligatorio para prevenir los contagios del coronavirus, se ha convertido en un producto de primera necesidad. Las KN95 llevan meses en el mercado. Son las que repartió el Gobierno de la Comunidad de Madrid de manera gratuita en las farmacias y también se la pudimos ver a la Reina Letizia hace poco más de una semana.

Entonces, se permitió su comercialización por la escasez de equipos de protección durante el pico de la pandemia, pero a finales de septiembre estas mascarillas dejarán de comercializarse.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo estableció un plazo para vender material sanitario con especificaciones técnicas distintas a las normas comunitarias.

En una Resolución del pasado 23 de abril, Industria otorgaba una “autorización temporal” para la comercialización de Equipos de Protección Individual (EPI) que garanticen un nivel adecuado de seguridad “aunque los procedimientos de evaluación de la conformidad, incluida la colocación del marcado CE, no se hayan efectuado completamente según las normas armonizadas”.

Dicha autorización finalizaría “en el momento en que se complete la evaluación de conformidad necesaria para poner el marcado CE a dichos productos, o hasta el 30 de septiembre de 2020″.

No obstante, aunque ya no esté autorizada su comercialización, las KN95 podrán seguirse utilizando por los usuarios que las hayan adquirido. A partir del 1 de octubre, solo se venderán en España las mascarillas con calificación europea: FFP2 y FFP3.