Navarra confina dos pueblos y Extremadura pone límites

En la última semana se han registrado en la comunidad foral un 45% de casos más que en la anterior

La pandemia del coronavirus sigue sumando casos en toda España y muestra unos datos especialmente preocupantes en las comunidades de Navarra y Extremadura. En la comunidad Foral, pese a no estar bajo el Estado de Alarma como sucede en Madrid, la consejera de Salud reconoció ayer que «es un momento delicado» ya que en la última semana se registraron un 45% más de casos respecto a la anterior. En concreto, sumó el pasado martes 378 casos nuevos de covid-19 tras realizar 3.013 pruebas PCR, lo que arrojó una positividad del 12,5 por ciento. La situación es singularmente preocupante en dos pueblos que superan los 4.000 casos de incidencia acumulada y donde se decretó el cierre perimetral para contener la expansión del virus. Se trata de las localidades de Carcastillo, con una incidencia acumulada de 4.289 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días y Cadreita, de 4.328.

Esta madrugada se procedió a restringir las entradas y salidas que no fueran por razones de fuerza mayor y dentro del perímetro se mantienen las restricciones que son generales para toda Navarra. El confinamiento se prolongará durante siete días, plazo prorrogable.

En el caso de Extremadura, la Junta adoptó ayer «medidas extraordinarias» de limitación de reuniones a un máximo de diez personas y reducción de aforos en las localidades pacenses de Llerena, Ribera del Fresno y La Parra ante el aumento de casos positivos de covid-19. En concreto, las reuniones se limitaron en estas localidades a no más de 10 personas; en los velatorios no podrán superar las 25 personas al aire libre o 15 en espacios cerrados; los lugares de culto no podrán superar un aforo del 50 por ciento así como las bodas, bautizos y comuniones y las celebraciones de esos ritos. En concreto, según los últimos datos disponibles, la comunidad autónoma registró en las últimas 24 horas 191 casos positivos de Covid-19 confirmados por PCR, así como cinco personas muertas por coronavirus, lo que sitúa el número total en 652 fallecidos en la región por el virus desde el estallido de la pandemia el pasado mes de marzo.