Un físico nuclear matiza a Simón y avisa de lo que puede ocurrir en España en las próximas semanas

“Van a hacer falta medidas bastante duras, nos guste o no, a lo largo del otoño”

Una mujer desinfecta un asiento de una terraza del centro de Oviedo este lunes. Asturias sumó ayer 269 casos positivos de coronavirus durante una jornada, la cifra más alta registrada en el Principado desde que comenzó la pandemia
Una mujer desinfecta un asiento de una terraza del centro de Oviedo este lunes. Asturias sumó ayer 269 casos positivos de coronavirus durante una jornada, la cifra más alta registrada en el Principado desde que comenzó la pandemiaAlberto MoranteEFE

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, aseguraba en su última rueda de prensa del pasado jueves que “podríamos estar entrando en una fase de estabilización de la curva epidemiológica”.

Sin embargo, Juan José Gómez Cadenas, físico nuclear e investigador de Ikerbasque, no opina lo mismo. Lo que está ocurriendo ahora mismo en España es que hay “una cierta estabilización en números muy altos y en cifras muy preocupantes”, ya que desde hace varias semanas las contribuciones de las diferentes autonomías "están relativamente aplanándose y generando un especie de meseta”, matizó en una entrevista en ETB.

“Otra cosa es si esa meseta va a ir hacia abajo o hacia arriba. Porque lo que estamos viendo en el resto de Europa es que la curva va hacia arriba y podría ser que la curva vaya hacia arriba en el resto de Europa porque allí ya es otoño, hace frío, la gente está más encerrada y el virus este, como ya sabemos se propaga de manera desesperadamente rápido en situaciones en las que hay mucha gente en ambientes cerrados”, subrayó este experto.

Por eso, Gómez Cadenas advirtió de que “si no hacemos gran cosa, la curva podría comenzar a ir hacia arriba y no hacia abajo cuando empiece a hacer frío. Así que yo no sería tan optimista. Estamos en niveles más altos, mucho más altos de lo que es tolerable en cualquier estándar europeo y van a hacer falta medidas bastante duras, nos guste o no, a lo largo del otoño”.