La salud nos preocupa más ahora que antes de la pandemia

Siete de cada diez españoles lo reconoce. Más del 80% aseguran llevar mascarilla para protegerse, incluso en relaciones sociales y familiares y un 64,7% afirma salir de casa lo menos posible.

Las mujeres son quienes, en mayor medida, dicen usar siempre mascarilla (84,2% vs al 77,8% hombres).
Las mujeres son quienes, en mayor medida, dicen usar siempre mascarilla (84,2% vs al 77,8% hombres).Jesús G. FeriaLa Razon

Mientras el debate social y político se centra en si debemos volver o no a un confinamiento total como el de marzo, la población española hace sus deberes. Según los últimos resultados recogidos en el ‘IV Barómetro sobre el Autocuidado de la población española’ elaborado por PiC Solution, el 72,4% de los españoles se preocupan más por su salud a raíz de la pandemia. Algo que podría resultar obvio, pero que es de suma importancia a la hora de evaluar nuestra adherencia al aislamiento. Más del 80% aseguran llevar mascarilla para protegerse, incluso en relaciones sociales y familiares; un 64,7% afirma que sale de casa lo menos posible y el 74,7% limita los grupos sociales en los que relacionarse.

Según las cifras, el 84,1% asegura lavarse las manos con mayor frecuencia, el 38,7% mide más su temperatura y otros parámetros de salud, e incluso el 55,1% asume desinfectar todo lo que toca. Además, otro 41,3% asegura lavar más su ropa desde el inicio de la pandemia, un suceso que incluso ha favorecido a aquellos que necesitaban ponerse en forma: un 37% cuida más su alimentación.

Las mujeres son quienes, en mayor medida, dicen usar siempre mascarilla (84,2% vs al 77,8% hombres) y utilizar desinfectantes y geles hidroalcohólicos de forma continua (78,2% vs al 66,9% hombres).

Además, los españoles han tomado conciencia no solo de la transmisión de la Covid-19, sino que se han asegurado de llevar un control más exhaustivo de sus parámetros de salud. Así, el 45,3% controló más la temperatura (siendo ésta un posible síntoma de la Covid-19), el 26,1% el peso (estando la obesidad asociada a un pronóstico de la enfermedad) y un 23,2% de los encuestados la tensión (siendo la hipertensión un factor de riesgo). Por el contrario, un 33,4% dice que no se preocupa por sus niveles de salud. Solo un 5,3% de la población dice no estar preocupado ni por su salud ni por la de sus familiares, porque es algo en lo que no piensan.

Cataluña (81,2%), seguida de Madrid (80,2%), son las CC.AA. en la que una mayor proporción de población señala haberse comenzado a preocupar más por su salud desde que empezó la pandemia. Por el contrario, la población de Galicia y de Baleares es la que se muestra menos preocupada. El 36,3% en ambas comunidades dice no estar más preocupada por su salud.

Por último, quienes padecen alguna enfermedad crónica, son quienes en mayor medida dicen haberse comenzado a preocupar más por su salud desde que empezó la pandemia. Así lo afirma un 78,4% de la población con enfermedades crónicas, mientras que este porcentaje disminuye al 70,8% entre la población no considerada de riesgo. Cabe destacar que en España, el 12,9% de los entrevistados padece hipertensión, el 12,2% asma, el 9,8% hipercolesterolemia (colesterol alto), el 9,7% obesidad y el 7,9% diabetes; enfermedades crónicas ligadas a una mayor incidencia del virus en aquellas personas que la padecen.