La variante británica del coronavirus Kent “va a barrer el mundo”

“La batalla contra el virus se prolongará durante al menos una década”, ha asegurado Sharon Peacock, directora del Consorcio de Genómica del Covid-19 de Reino Unido

Representación tridimensional de la estructura proteica del nuevo coronavirus.
Representación tridimensional de la estructura proteica del nuevo coronavirus.Gianluca Tomasello

Es probable que la variante del coronavirus, que fue encontrada por primera vez en la región británica de Kent, se extienda por todo el mundo y la batalla contra el virus se prolongue durante al menos una década.

La variante de Kent ha “arrasado el país” y “va a barrer el mundo, con toda probabilidad”, ha explicado en la BBC Sharon Peacock, directora del Consorcio de Genómica Covid-19 del Reino Unido. Hasta la fecha más de 50 países han reportado la presencia de casos de esta variante dentro de sus territorios.

“Una vez que hayamos controlado el virus o que haya mutado para dejar de ser virulento, es decir, para causar enfermedades, podremos dejar de preocuparnos por él. Pero creo que, de cara al futuro, vamos a seguir haciendo esto durante años. En mi opinión, seguiremos haciéndolo dentro de diez años”, ha pronosticado.

Peacock ha indicado que las vacunas aprobadas para su uso en el Reino Unido parecen funcionar bien contra las variantes del virus existentes en el país, pero que las mutaciones del coronavirus podrían socavar las inyecciones. “Lo preocupante es que la variante 1.1.7. que hemos tenido circulando durante algunos meses está mutando de nuevo y estas nuevas mutaciones podrían afectar a la forma en que manejamos el virus en términos de inmunidad y de eficacia de las vacunas”, ha precisado Peacock a la BBC.

Una nueva mutación, identificada por primera vez en Bristol, en el suroeste de Inglaterra, ha sido designada como “variante preocupante” por el Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes. Ya se han identificado 21 casos de esa variante que tiene la mutación E484K, que ocurre en la proteína de pico del virus, el mismo cambio que se ha visto en las variantes sudafricana y brasileña.

Hasta la fecha, hay tres variantes que preocupan a los científicos: la variante sudafricana, conocida por los científicos como 20I/501Y.V2 o B.1.351; la llamada variante británica o de Kent, conocida como 20I/501Y.V1 o B.1.1.7; y la variante brasileña conocida como P.1.