Casi 10 millones de mayores aún sin la segunda dosis

Un estudio del Ministerio reconoce que con el primer pinchazo el riesgo de muerte baja un 35% y con la pauta completa hasta un 87%

Una mujer recibe la vacuna de Janssen contra el Covid-19, a 22 de abril de 2021, en Pamplona, Navarra (España)
Una mujer recibe la vacuna de Janssen contra el Covid-19, a 22 de abril de 2021, en Pamplona, Navarra (España)Eduardo Sanz Europa Press

El Ministerio de Sanidad vuelve a contradecirse. En esta ocasión con las segundas dosis de las vacunas. En la Comisión de Salud Pública de esta semana propuso a los técnicos de las comunidades espaciar el intervalo de administración de Pfizer y Moderna más allá de los 21 y 28 días recomendados respectivamente hasta los 42. Esta pauta permitiría inmunizar a más personas con la primera dosis, que ya proporciona una inmunidad alta.

No obstante, en la última modificación de la estrategia de vacunación, el Ministerio reconoce la importancia de completar la pauta sin demora para reducir al máximo los contagios y, por ende, las hospitalizaciones y las muertes, en personas mayores. Según se recoge en la actualización 6 de la Estrategia de Vacunación, el Ministerio de Sanidad y el Centro Nacional de Epidemiología están realizando estudios para estimar la efectividad de la vacuna de Pfizer en residencias. Los resultados preliminares muestran que la administración de la primera dosis en mayores de 65 otorga una efectividad del 52% frente al riesgo de infección, un 26% frente a la hospitalización y un 35% frente a mortalidad. Pero la efectividad tras la administración de la segunda dosis aumenta sobremanera: el riesgo de contagio baja a un 82%, el de hospitalización a un 77% y el de muerte a un 87%. Estos resultados muestran la importancia de completar la pauta de vacunación en personas mayores cuanto antes. No obstante, todavía 4,6 millones de personas con más de 70 años están pendientes de recibir la segunda dosis. Según el balance del Ministerio de Sanidad de ayer, la cobertura con las segundas dosis a los mayores de 80 no alcanza ni el 75%. Pese a que las comunidades autónomas comenzaron a vacunar a este grupo de edad a finales de abril, todavía quedan 791.298 personas pendientes de recibir el segundo pinchazo.

Con los mayores de 70, la tarea es aún mayor. Solo han completado la pauta con Pfizer o Moderna 151.221personas, de forma que unos 3,8 millones todavía esperan poder terminar el proceso. Para poder avanzar en la inmunización de este colectivo de gran riesgo debido a su elevada edad, el Ministerio de Sanidad empleará en ellos las primeras remesas de la vacuna de Janssen, pues tienen la ventaja de que solo requiere de una inyección.

Se da la paradoja de que hay más sexagenarios vacunados con las dos dosis (5,3%) que septuagenarios (3,8%). Esto se debe a que las personas de 70 a 79 han sido hasta hace poco la «generación sándwich». Veían, por un lado, cómo se iba completando la vacunación en mayores de 80 con vacunas de ARN mensajero y que, paralelamente, se vacunaba a una generación anterior a la suya con AstraZeneca. Y ellos se quedaban fuera. Debían esperar a que concluyera el proceso en mayores de 80 porque para ellos también estaban reservadas las dosis de Pfizer y Moderna. Por eso, Sanidad usará los primeros viales de Janssen en mayores de 70. La cobertura de inmunización también va más lenta en este colectivo porque, paralelamente a ellos, se está vacunando a las personas de alto riesgo, como pacientes oncológicos y trasplantados, con enfermedades oncohematológicas, además de ciudadanos con VIH y Síndrome de Down, entre otros.

Objetivo: final de mayo

En la cohorte de edad de 60 a 69 años se ha inmunizado con las dos dosis de AstraZeneca a 283.265 personas y quedan por completar el proceso 5,3 millones. El objetivo de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, es llegar a final de mayo con todas las personas mayores de 60 vacunadas. Para conseguirlo, deberá incrementar mucho el ritmo de vacunación y que no se produzcan más contratiempos con los laboratorios. será esencial que la velocidad de crucero en la vacunación se mantenga, pues todavía queda por inmunizar con las dos dosis a 9,6 millones de personas de entre 60 y 90 años.

«Es importantísimo completar la pauta y lo ideal y lo correcto es hacerlo tal y como se indica en las fichas técnicas de las vacunas», apunta la vocal de la Asociación Española de Vacunología, Rosario Cáceres. Esta farmacéutica explica que hay un periodo ventana de hasta 42 días para poder administrar las segundas dosis, de Pfizer y Moderna, «pero, ¿qué ganamos saltándonos la indicación con ese objetivo de dar cobertura a más gente con la primera dosis?». «En principio poco, porque lo prioritario es otorgar la mayor protección a las personas mayores de 60, que son los más vulnerables», apunta.

Cáceres también pide que se reconsidere la negativa de no administrar el segundo pichazo de AstraZeneca a los menores de 60 que ya recibieron la primera dosis, unos dos millones de personas. «La decisión de dejarlas con una sola dosis o administrarles la vacuna de otro laboratorio no se basa, hoy por hoy, en ningún criterio científico», afirma. Además, esta experta recuerda que «la Agencia Europea del Medicamento ha avalado su uso en toda la población porque sus beneficios superan a los riesgos». Para decidir la idoneidad de completar la pauta de Astra con Pfizer, como ya hacen Alemania y Francia, el Instituto Carlos III ha puesto en marcha un ensayo con 600 voluntarios. Arrancará la semana que viene en cinco hospitales de referencia.