¿Puede surgir un nuevo volcán en otra parte de La Palma?

El volcán de Cumbre Vieja entró ayer en una fase de alternancia de pausa y de eruptiva. Los científicos analizan los datos para saber cómo evolucionará la erupción

Las palomas vuelan al amanecer frente a la lava y el humo del volcán de La Palma
Las palomas vuelan al amanecer frente a la lava y el humo del volcán de La PalmaJON NAZCAREUTERS

El volcán de La Palma volvió ayer a resurgir con fuerza y, desde entonces, no ha cesado su actividad. Ya han salido en una semana más de 46 millones de metros cúbicos de lava a la superficie. El de Teneguía movió 43 millones en 24 días.

Durante la jornada del lunes se produjo un parón de la expulsión de humo, cenizas y lava. Una actividad eruptiva que ha hecho a muchos preguntarse si podría surgir otro volcán en otro punto de la isla. Los expertos apuntan a que esa pausa se debe a una “falta de suministro” en la cava magmática, que se encuentra a unos 2 kilómetros de profundidad.

Sin embargo, desde la madrugada del lunes se han contabilizado varios terremotos en la zona de Fuencaliente, a unos 8 o 12 kilómetros de profundidad. De ese modo, no se descarta la posibilidad de que la actividad volcánica pueda abrir por otro punto de la isla.

Según ha explicado el experto en vulcanología del Ilustre Colegio de Geólogos (ICOG), José Luis Barrera, la erupción está provocada por los gases, que son los que arrastran el magma, pero si falta suministro de gases en la cava magmática, entonces éste no podía salir al exterior.

“No se puede descartar que se abra otro punto en la isla porque el magma está buscando otra salida, pero tampoco se puede saber cuánto tiempo estará activo el volcán”, añade. Así, Barreda recuerda como las semanas previas al inicio de la erupción la sismicidad comenzó más al sur y desde allí fue migrando al norte, para abrir definitivamente en Cumbre Vieja.

La fase de alternancia de pausa y de actividad eruptiva en la que ha entrado el volcán no supone necesariamente que la erupción vaya a detenerse. “No hay ningún elemento nuevo para pensar que la erupción ha terminado. No se puede saber y no habrá indicio de ello hasta que empiece a apagarse la chimenea entera y desaparezca por completo la sismicidad”, asegura el experto.