¿Cómo saber si una marca de tabaco testa en animales?

La experimentación en especies es una técnica utilizada por las marcas de cigarrillos para conocer los efectos perjudiciales en el ser humano

Tabaco
AECC
31/05/2021
Tabaco AECC 31/05/2021AECC AECC

Todos sabemos que el tabaco es perjudicial para la salud, es cada individuo el que tiene la capacidad de decisión de convertirse en fumador o no. Sin embargo, hay un dato que pasa desapercibido, poca población conoce lo que supone la investigación para descubrir un cigarrillo menos dañino.

Las industrias tabaqueras financian laboratorios para testar el tabaco en animales y así evaluar los daños que producen en la salud del ser humano. Estas especies son obligadas a someterse a métodos dolorosos para experimentar el deterioro del cuerpo debido a la nicotina. Las marcas tratan de encontrar resultados favorables en el tabaquismo, intentando probar que fumar no mata y no deriva en enfermedades.

Sin embargo, las investigaciones de organizaciones y comisiones de salud indican que fumar induce al cáncer y enfermedades, así lo demuestran los estudios clínicos y epidemiológicos observados en humanos a lo largo del tiempo.

Pese a que la adicción es una característica que genera el consumo de tabaco en varios animales, los resultados de los atroces experimentos no son aplicables a la salud humana. Esto se debe a que las condiciones de los métodos son artificiales y se presentan diferencias metodológicas, de duración y dosificación que varían según la especie.

Métodos de experimentación en animales

Los laboratorios de las marcas realizan diversas pruebas en múltiples animales: perros, gatos, ratones, monos, cerdos, conejos entre otros.

  • Hacer incisiones en las gargantas de perros a través de las cuales se les obliga a respirar humo concentrado de tabaco durante un año.
  • Inmovilizar a monos en sillas con dispositivos cerebrales, electrodos o agujas y exponerles a nicotina y cafeí­na para ver cómo les afecta a la respiración.
  • Insertar electrodos en los penes de los perros para comprobar los efectos del tabaquismo en el funcionamiento sexual.
  • Atar máscaras con correas en la cara a ratas y ratones y forzarles permanentemente a respirar el humo del tabaco y así ver el efecto que produce en su cuerpo.
  • Utilizar monas preñadas para exponer sus fetos al humo de cigarro y posteriormente diseccionar sus pulmones.

¿Cómo saber si una marca de tabaco testa en animales?

A la hora de comprar tabaco el consumidor debe fijarse en los aditivos del etiquetado para conocer si ha sido testado en animales. Por normativa los aditivos que se añaden a la mezcla del tabaco tienen que estar testados en animales. Por lo que todo el tabaco que contenga aditivo añadido ha sido testado en animales seguro.

La información está difundiéndose por las plataformas sociales tratando de llegar a consumidores activos y pasivos con el fin de concienciar a la población de la problemática y detener la experimentación en animales.

¿Quieres dejar de fumar? Un nuevo fármaco puede ayudarte

Consumo de tabaco en España

La Organización Mundial de la Salud indica que Europa es la región que reduce más lentamente el consumo de tabaco. En concreto, en España, el 22% de la población afirma fumar a diario, el 2% es fumador ocasional, y el 25% se declara exfumador, el resto indica ser no fumador. Los mayores de 15 años que fuman a diario se cifran en 8,6 millones de personas y los no fumadores ascienden a 20 millones de personas. El número de fumadores se ha reducido en el último año.

El Ministerio de Sanidad indica que el porcentaje de fumadores es mayor en hombres que en mujeres.

El consumo de tabaco es el causante de 8 de cada 10 casos de cáncer de laringe y pulmón según un estudio de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).