El cambio climático, el mayor desafío para la Humanidad

Informe del Foro Económico Mundial (WEF)

El 37% del territorio español está en peligro de desertificación
El 37% del territorio español está en peligro de desertificación

Los estragos causados por el cambio climático y la desigualdad social, que aumentó con la pandemia, son los principales riesgos que enfrenta la humanidad a diez años vista, según un nuevo informe del Foro Económico Mundial (WEF) que también advierte sobre fallos en la ciberseguridad y la crisis de la deuda, recoge Efe.

El decimoséptimo informe de la institución que organiza el Foro de Davos concluye tras encuestar a un millar de expertos en todo el mundo que los riesgos ambientales y sociales son la principal preocupación a corto plazo, mientras que en el largo son los primeros los que tienen una importancia más crítica.

Todo ello conforma unas predicciones «bastantes pesimistas, en las que el 84 % de los sondeados dijeron estar preocupados por el futuro del planeta, mientras sólo un 4 % eran optimistas», destacó al presentar el informe la directora del WEF, Saadia Zahidi.

Otros peligros

En el corto plazo (dos años) un 31% de encuestados consideraron que el mayor riesgo para el ser humano lo constituyen los fenómenos climáticos extremos, un 30% la crisis de empleo y medios de vida. Más del 25% alertaron sobre peligros como el deterioro de la salud mental, las enfermedades infecciosas, la cohesión social o el fracaso en la acción climática.

Sin embargo, a un plazo más largo, de 10 años, los expertos señalan claramente los problemas medioambientales como el gran reto para el planeta: un 42 % temen al fracaso en la lucha contra el cambio climático, un 32% a los desastres climáticos (inundaciones, sequías, incendios...), un 27 % a la pérdida de biodiversidad y el 23 % a una crisis de recursos naturales. «Nuestro planeta está ardiendo y tenemos que enfrentar ese problema», advirtió ayer el presidente del WEF, Borge Brende, mientras que el director de riesgos de Zurich Group, Peter Giger, subrayó que «no actuar frente al cambio climático puede reducir el PIB mundial en una sexta parte».