En 2021 se registraron más de mil terremotos cerca de Melilla

Un informe publicado el pasado mes de agosto apuntaba a la posibilidad de tsunamis que afectarían a las costas andaluzas y marroquíes

Vista de la entrada al puerto de Melilla. EFE/Manuel Rus
Vista de la entrada al puerto de Melilla. EFE/Manuel Rus FOTO: Manuel Rus EFE

El Mar de Alborán, al norte de Alhucemas, registró en 2021 un total de 3.810 terremotos con una magnitud máxima de 5,1, muchos de los cuales se han dejado sentir en Melilla, Granada o Málaga, según informó el director de la Red Sísmica Española, Juan Vicente Cantavella. En declaraciones a “El Faro de Melilla”, destacó que el mes con mayor actividad sísmica fue agosto, cuando se sintieron 1.037 seísmos. En ese mes, un terremoto de magnitud 4,9 se dejó sentir en las citadas ciudades.

Según los datos que maneja la Red Sísmica Española, el número de terremotos registrados en las inmediaciones de Melilla en 2021 fue en aumento desde febrero, al pasar de 9 a los 360 de diciembre pasado. Si bien en agosto hubo un pico de actividad sísmica en el Mar de Alborán, destacan también los meses de mayo (316 seísmos), junio (447) o septiembre (574).

Respecto a las previsiones para este año, el director de la Red Sísmica Española explicó que no pueden saber lo que pasará en 2022. “De momento siguen ocurriendo bastantes terremotos en esa zona y podrían continuar”.

En los últimos meses se han notado muchos de los movimientos sísmicos; aunque no han causado daños mayores, obligaron en algunos momentos a cerrar los accesos a Melilla la Vieja, debido a grietas importantes en la entrada al túnel de la Plaza de la Avanzadilla. Cuatro familias tuvieron que ser desalojadas de sus casas, en septiembre, tras registrarse desprendimientos de techos y grietas en las viviendas donde residían de alquiler.

Tal y como publicó LA RAZÓN el pasado mes de agosto, la falla de Averroes, en el Mar de Alborán, podría generar tsunamis con olas que podrían alcanzar los seis metros de altura y que tardarían entre 21 y 35 minutos en llegar a la costa norte de Marruecos, según informe del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) español, del que se hace eco la prensa marroquí. El tsunami afectaría también a las costas andaluzas.

El trabajo, publicado en la revista Scientific Reports , indica que la citada falla tiene más potencial para generar tsunamis costeros de lo que se creía anteriormente. Los autores advierten que las zonas costeras vecinas podrían verse afectadas por la llegada de maremotos de considerable magnitud.

“Estas olas gigantes pueden representar una amenaza para las poblaciones costeras, dañar la infraestructura marina y terrestre y causar una crisis económica y ambiental”, dijo Ferran Estrada, del Instituto de Ciencias Marinas. Los tsunamis suelen ser generados por cambios repentinos en el lecho marino provocados por la actividad sísmica.

“La falla de Averroès presenta, en su extremo noroeste, un salto vertical de hasta 5,4 metros, que habría generado un terremoto de magnitud 7. Estudiamos la actividad de la falla [en un período de hace 124.000 años) y, según datos históricos, el último terremoto generado por esta fractura pudo haber ocurrido en el año 365 D.C. “, agregó.