¿Tienes la marca de la vacuna contra la viruela o es la de la tuberculosis? Aprende a diferenciarlas

Hasta 1980 se vacunaba a los bebés contra la viruela y contra la tuberculosis. En ambos casos quedaba un cicatriz parecida en el brazo. Mariam García, conocida como “Boticaria García” nos enseña a distinguirlas

Frascos de vacunas y jeringuillas
Frascos de vacunas y jeringuillas FOTO: Dreamstime Dreamstime

Los casos de la viruela del mono siguen aumentando. España se ha convertido en el segundo país europeo con más infecciones, con un total de 37 personas positivas y otras 60 más en estudio. Son ya nueve las comunidades autónomas que investigan casos sospechosos. La Comunidad Valenciana y Aragón han sido las últimas al informar este lunes de dos posibles contagios, antes lo habían notificado País Vasco, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia, Canarias y el brote de Madrid.

Hasta la fecha, el perfil de los pacientes conocidos es el mismo: todos son hombres y jóvenes. La directora general de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Elena Andrades, confirmaba hace unos días que los casos detectados en la región tienen una media de edad de 35 años, lo que parece indicar que quienes recibieron en su día la vacuna contra la viruela están libres de esta enfermedad.

Según apuntan los expertos, el tener inoculada la vacuna contra la viruela humana podría otorgar hasta un 85% de protección frente al virus del mono. pero, ¿cómo puedo saber si estoy vacunado contra la enfermedad? La vacuna contra la viruela comenzó a ser obligatoria en España en 1921, pero en la década de los 70 empezó a administrarse de forma irregular hasta su supresión en el año 1980. También hasta 1980 se ponía a los niños la vacuna contra contra la tuberculosis (BCG).

Ambas dejaban una marca o escara en la piel, aunque hay alguna diferencia entre las dos. Mariam García, doctora en farmacia y nutricionista, conocida en su papel como divulgadora sanitaria en redes sociales como “Boticaria García” explica en el programa Espejo Público de Antena 3 cómo diferenciar la marca de la vacuna contra la viruela y la tuberculosis.

Según la experta, la marca que deja en el brazo la vacuna de la tuberculosis (BCG) es algo más redonda que la de la viruela. Además, se presenta hacia arriba y con relieve. La cicatriz de la vacuna de la viruela es más grande y presenta una forma volcánica, pero está hundida. La doctora aporta la imagen que permite distinguirlas: la superior es la de la tuberculosis (BCG) y la escara inferior la de la viruela.

Diferencias entre la cicatriz que deja la vacuna de la tuberculosis BCG (arriba) y la de la vacuna de la viruela (debajo)
Diferencias entre la cicatriz que deja la vacuna de la tuberculosis BCG (arriba) y la de la vacuna de la viruela (debajo) FOTO: La Razón (Custom Credit)

¿Por qué estas vacunas dejan marcas y otras no? Mariam García explica que es debido a la vía de administración. “En la mayoría de las vacunas la aplicación es intramuscular y en estos casos es subcutánea, es decir, en la parte superficial de la piel, lo que provoca una inflamación”.

¿Quiénes tienen puestas estas vacunas? En el caso de la tuberculosis, la inyección se dejó de poner en 1970 y la de la viruela también, pero con excepciones. Por ejemplo, la vacuna de la tuberculosis se ha estado poniendo hasta 2013 en el País Vasco. La de la viruela, la tienen de forma generalizada los nacidos antes de 1970. “Entre los 70 y los 80 se puso de forma irregular con diferencias entre comunidades autónomas y a partir de los 80 se dejó de poner del todo. Los que tienen entre 40 y 50 años ya están vacunados, de ahí que los casos confirmados de viruela del mono se estén dando en personas con una media de 35 años”, finalizó la doctora.