¿Por qué en España no se repiten los nombres de los pueblos?

Es extraño ver dos municipios cuya denominación sea la misma por todo el país

Un cartel indica la llegada a Villar de Cañas
Un cartel indica la llegada a Villar de Cañas

El nombre de un lugar cuenta con muchas historias únicas. Los territorios, además, han evolucionado a lo largo de los años con y sin la presencia humana aunque desde la llegada de las personas estos han adquirido características que antes no poseían.

En ese sentido, los humanos empezaron a desarrollar asentamientos que darían lugar, posteriormente, a muchos de los municipios que conocemos hoy en día. Así, por ejemplo, algunas ciudades han permanecido durante los siglos desde la llegada de los humanos en el mismo lugar donde se fundaron escribiendo múltiples páginas de historia en su territorio.

En España existen ciudades con varios milenios de historia desde su fundación. Algunas, incluso, cuentan con algunas edificaciones desde su creación algo que las convierte en todo un referente para los ciudadanos y los visitantes que acogen.

Nueva York con sus rascacielos o Roma y sus innumerables joyas arquitectónicas históricas son solamente dos de los ejemplos más conocidos alrededor del mundo. En España tambien existen todo tipo de lugares de referencia donde destacan ciudades como Madrid o Barcelona o miles de pueblos que completan todo el territorio español.

Así las cosas, los pueblos son todo un referente español. Estas pequeñas localidades conforman gran parte del territorio menos poblado aunque son esenciales para entender la sociología y distribución de la población española desde hace siglos.

Si anteriormente comentábamos las características únicas de todos los lugares una de ellas es el nombre. La denominación, así, es uno de los datos más importantes de cada enclave gracias a que consigue diferenciarlo del resto, fundamental en la antigüedad.

Nombres únicos

Gracias a ello los viajeros o correspondencia podía llegar a su destinatario algo que en la actualidad gracias a las nuevas tecnologías resulta más sencillo. Aun así, las denominaciones siguen siendo fundamentales aunque en España contamos con una peculiaridad muy destacada, apenas existen nombres repetidos.

Nuestro país para evitar problemas decidió a través de la Real Sociedad Geográfica cambiar más de un millar de nombres en 1916 para evitar repeticiones. Así, a partir de aquel año cambiaron al momento más de 500 de los 9.200 pueblos existían alrededor del territorio español.

Algunos, por ejemplo, añadieron algún detalle al nombre como Mar en clara alusión donde se encontraban y al mismo tiempo distinguirse. Pese a ello, todavía hoy en día hay 34 pueblos que cuentan con el mismo nombre, una cifra muy distinta a la que había antes de 1916.

Otros países

Aunque en el caso español muchos ven la repetición como una rareza en otros lugares del mundo siguen existiendo múltiples territorios con la misma nomenclatura. En Ucrania, por ejemplo, hay más de medio millar de pueblos bajo una denominación repetida entre los que destacan Stara Wies, Podlesie y Piaskis.

Otro ejemplo pone de relieve la gran cantidad de municipios que se llaman Londres en todo el mundo. Hasta 29 localidades cuentan con esta denominación que es inferior a la cifra de Newcastle con 100 o San José con más de 1700 lugares repartidos por el planeta.