Salpas: qué son y cómo actuar ante estos organismos que invaden las playas españolas

Estos seres vivos cuentan con un gran parecido con las temidas medusas

Las salpas son invertebrados que pueden unirse en hilera de hasta 15 metros
Las salpas son invertebrados que pueden unirse en hilera de hasta 15 metros

Cada año con la llegada del calor en España las playas de todo el país suelen sufrir una avalancha de personas tratando de refrescarse en la costa. Así, gracias a la cantidad de distintos tipos de playas con las que cuenta el país tanto los visitantes nacionales como extranjeros pueden disfrutar de miles de kilómetros donde refugiarse.

En los últimos años, además, ha aparecido una nueva ola de concienciación acerca de la salud de los mares y playas. Desastres ecológicos, por ejemplo, han puesto de relieve la necesidad de cuidar la naturaleza marina gracias a todo lo que esta aporta al planeta.

Así las cosas, las playas no son solamente el lugar turístico por excelencia en España también cuentan con una importancia trascendental para el medio ambiente. Los animales que viven en ellas, por ejemplo, son parte en ocasiones de la fauna local que pese a no verse a simple vista siempre están presentes.

En ese sentido, la medusa se ha convertido en los últimos años, por desgracia, en uno de los animales más famosos de las playas y el verano. Este animal gelatinoso ya forma parte de la vida de todos aquellos que se acercan al mar algo que ha provocado el temor hacia estas criaturas por culpa de sus picadas.

Pese a que cada vez son más frecuentes en las costas españolas el miedo de muchos bañistas no ha descendido. Algunas, incluso, pueden llegar a causar graves problemas de salud en las especies más agresivas por culpa de sus picaduras.

Sin embargo, en los últimos años ha aparecido también otro animal cuyas características son muy parecidas a las medusas aunque no cuentan con problemas para la salud, las salpas.

¿Qué son las salpas?

Muy parecidas a las medusas este animal gelatinoso es un tunicado, es decir, un organismo invertebrado y hermafrodita que se propulsa expulsando agua a presión gracias a sus músculos. Estos se alimentan de fitoplacton y suelen aparecer en las costas españolas a partir de primavera con la llegada del calor.

En ocasiones, además, las corrientes las desplazan hasta la costa causando en muchas ocasiones el pánico en los bañistas por culpa de su gran parecido con las medusas.

Peligros de las salpas

Pese a contar con un gran parecido con las medusas estos no tienen peligro para la salud de los humanos. Al no tener tentáculos no pican ni su contacto con la piel causa algún problema en el organismo de las personas aunque pueda asustar su presencia.

Además, suelen manifestarse de dos formas. En solitario o como cadena de hasta 15 metros no debemos alertarnos por su presencia en la playa pese a que en un primer momento puedan parecer medusas.

¿Cómo actuar?

Cuando nos encontramos con una salpa en el agua lo mejor es dejarla en paz debido a que estas son muy importantes para la naturaleza. Estos atraen el CO2 contaminante del agua filtrando esta y mejorando su calidad, algo clave con el calentamiento global y limpieza de las playas.