Cuatro de cada 10 españoles contratan productos bancarios a través de su smartphone

Los dispositivos móviles son ya la segunda mayor fuente de contratación de productos financieros de los españoles, justo por detrás de los equipos informáticos (ordenadores de sobremesa y portátiles). Así lo indica el Estudio sobre el consumo de servicios financieros y de banca móvil, elaborado por MMA Spain (Mobile Marketing Association, a cuyo presidente entrevistamos no hace mucho) en colaboración con Seeketing.

Según el citado informe, el 44% de los usuarios recurre a su smartphone para buscar productos bancarios, mientras que el 23% opta por la tableta. El producto estrella en estas búsquedas es la cuenta bancaria en sus distintas variantes (corriente, de ahorro o de operaciones), seguida de hipotecas, seguros, préstamos, fondos de inversión y planes de pensiones.

En cuanto al perfil de los usuarios, los hombres se muestran algo más dispuestos que las mujeres a recurrir a los dispositivos móviles para contratar sus productos financieros (un 46% de ellos por un 36% de ellas). También varían sus preferencias, siendo mayor el interés de las féminas por las cuentas de ahorro y de los varones por los fondos de inversión, las hipotecas o los planes de pensiones.

Un análisis por edades de los datos aportados por MMA Spain revela que la franja de entre 18 y 34 años es la que más recurre a tablets y smartphones para adquirir productos bancarios. Concretamente, un 37% de los encuestados lo hace, mientras que entre los 35 y los 54 años esta cifra se reduce al 15%.

Por otro lado, el estudio se interesa por la relación entre la movilidad y los productos bursátiles. Según los datos aportados, un 32% de los usuarios opera con valores a través de sus tablets y smartphones, que vuelven a situarse justo por detrás de ordenadores de sobremesa y portátiles en la clasificación de dispositivos más utilizados para acceder en línea a este tipo de servicios.

Para concluir se pregunta a los usuarios sobre la importancia de que las entidades financieras ofrezcan servicios de banca móvil. Como era de esperar, 8 de cada 10 encuestados considera que los bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito deberían incluirlos en su oferta, como ya están haciendo en la mayoría de casos.