Cinco cerdos salen de rebajas por Galdácano

Los gorrinos se escaparon de su granja y dieron una vuelta por el centro de la localidad vizcaína ante el asombro de los vecinos.

Muy formales paseaban cinco cerdos ayer por el centro de Galdácano, en Vizcaya. Ajenos al entusiasmo y griterío que despertaba su gorrina presencia. Se convirtieron en los personajes del día en la localidad. Algunos los grababan con la tablet, otros con el móvil. Se habían escapado de su granja. Los animales parecían más educados que muchos humanos. Se paraban antes de cruzar por el paso de cebra, caminaban todo el rato por la acera. Aunque gruñían apenados por no encontrar basura ni alimento alguno por las calles de Galdácano. La aventura porcina terminó con susto policial. Porra en mano los guarros fueron detenidos y devueltos a su granja.