Los actores de la TDT piden más tiempo a Industria

Víctor Calvo Sotelo se reunió el lunes con los agentes de la TDT
Víctor Calvo Sotelo se reunió el lunes con los agentes de la TDT

Consumidores y operadores trasladan su preocupación al no tener «capacidad suficiente» para la adaptación.

Ha sido una reunión del Grupo de Coordinación y Seguimiento de actuaciones para la Liberación del Dividendo Digital con Víctor Calvo-Sotelo, secretario de Estado de Telecomunicaciones, celebrada este lunes, la que ha puesto de manifiesto los problemas que se están encontrando los distintos actores involucrados en el proceso de adaptación de la TDT. Así, el Consejo de Consumidores y Usuarios, la Federación de Organismos o Entidades de Radio y Televisión Autonómicos (Forta), la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca), Abertis Telecom y Federación de Instaladores de Telecomunicaciones (Fenitel) han elaborado un documento en el que, entre otras cosas, piden al Ministerio y a la secretaría de Estado y Telecomuinicaciones que reconsideren «el calendario previsto» y prolongue las actuales emisiones de la TDT «durante el primer trimestre de 2015».

Según la nota informativa, los datos aportados por la secretaría de Estado explican que «a 31 de octubre, 252.000 edificios de los 998.000 que deben adaptar sus antenas disponían de presupuestos aceptados» para el proceso (25% del total), lo que no indica que se hayan reantenizado. En ese caso se encuentran 83.066 edificios que «han completado la adaptación de sus antenas colectivas, lo que supone un porcentaje inferior al 10% del total». Como ya adelantó LA RAZÓN, las dificultades que se están presentando tienen una doble vertiente: por un lado, «las dificultades de plazo», ya que se demoró en exceso el Plan de Industria y queda menos de un mes para cumplir los plazos impuestos por Europa para que las televisiones abandonen la banda de 790 a 862 Mhz. Pero también hay falta de suministro de los equipos necesarios para la amplificación, que según los implicados, «es imprescindible para realizar las adaptaciones».

Más dificultades

La estimación de los instaladores no es nada halagüeña: «A 31 de diciembre, el grado de adaptación de antenas dificilmente alcanzará el 50% del total del parque de edificios que lo requieren (13 millones de hogares), y dejando con graves limitaciones de acceso a la televisión a varios millones de ciudadanos repartidos por todo el territorio nacional». En base a estos cálculos, la cantidad de personas que quedarán afectadas por la demora está entre dos y cuatro millones. Otro de los problemas que los agentes del proceso deben acometer está relacionado con «la pérdida de señal TDT en un grado relevante en las denominadas áreas de extensión de cobertura», lo que significa que las zonas geográficas más complicadas para el envío de la señal encontrarían dificultades para recibir determinados canales. Por tanto, continúa el informe, «dejar sin adaptar el 50% de los edificios y apagar los multiplex por encima del canal 60 (1 de enero de 2015) afectaría a la recepción de prácticamente todos los canales, impidiendo la recepción de la totalidad de la oferta actual por un número muy relevante de ciudadanos, que verán notablemente menoscabado su derecho a una oferta televisiva variada, plural y diversa». Todas estas razones llevan a estas asociaciones a pedir que se reconsidere «por parte de la Administración el calendario inicialmente previsto para el apagado de las emisiones TDT, prolongando las actuales hasta marzo de 2015, plazo en el que se habrá completado el despliegue total de los nuevos multiplex».