¿Cuánto tiempo deben usar tus hijos la tablet?

Un estudio revela las consecuencias de un uso inapropiado de los dispositivos digitales en los niños. Es hora de que te contemos cuáles son los tiempos que debes dejar a tu hijo jugar con el teléfono móvil o la tablet según la edad que tengan.

El uso de la tablet afecta a nuestros hijos. Archivo
El uso de la tablet afecta a nuestros hijos. Archivo

Un estudio revela las consecuencias de un uso inapropiado de los dispositivos digitales en los niños. Es hora de que te contemos cuáles son los tiempos que debes dejar a tu hijo jugar con el teléfono móvil o la tablet según la edad que tengan.

Estamos en una nueva era, incluso los millennials están quedando atrás. Aquellos que nacieron con internet en sus hogares se han quedado desfasados, porque ahora los niños vienen con un teléfono inteligente bajo el brazo.

No nos debe sorprender, aunque no podemos evitarlo, que nuestro hijo de cinco años sepa utilizar mejor el teléfono que nosotros. Los dispositivos móviles se han convertido en su herramienta de trabajo, su tercera mano con la cual no sabrían solucionar más de la mitad de los conflictos que genera su día a día.

A partir a los niños hoy en día de las nuevas tecnologías es un todo absurdo y nada realista. Los niños no conciben la vida sin pantallas, es entonces donde deben entrar los adultos para fijar límites.

Según datos aportado por guiainfanitl.com, más del 90% de los bebés menores de dos años han estado en contacto con pantallas, y en la mayoría de los casos son los padres quienes recurren a estos dispositivos móviles para calmar un berrinche de los más pequeños.

Es hora de que te contemos cuáles son los tiempos que debes dejar a tu hijo jugar con el teléfono móvil o la tablet según la edad que tengan y las consecuencias que produce exceder ese tiempo.

MENORES DE 2 AÑOS

Estos infantes nunca deben estar expuestos a las pantallas de los dispositivos tecnológicos: ni teléfonos, ni tablets, ni televisores...

Durante estos primeros años de vida es cuando el celebro del niño crece más rápidamente y necesita el contacto directo con las personas. Por mucho que nos intenten vender la moto, lo cierto es que con un móvil un niño no va a aprender a hablar, ni a comunicarse mejor, ya que no obtendrá respuesta.

Dejarle el móvil a un menor de dos años produce un efecto muy negativo para su capacidad de aprendizaje, el lenguaje, las capacidades sociales e incluso las motoras.

Un ultimo apunte, el teléfono móvil le afectará al suelo. Esto se debe a que la luz que desprenden las pantallas afecta a la melanina que produce el cuerpo para dormir correctamente.

ENTRE LOS 2 Y LOS 5 AÑOS

Media hora al día sería lo correcto. Además, sumamos un plus: debemos acompañar a los más pequeños durante este tiempo para así poder explicarle todo lo que sucede en la pantalla.

Entre estas edades se recomiendan los contenidos educativos por encima de los juegos. Es decir, algún contenido que le enseñe cosas de ciencias, matemáticas, naturaleza... y si optamos por los juegos, que estos también aumenten las capacidades de aprendizaje de nuestros hijos. Lo más importante es que nunca vean contenidos violentos o reservados para mayores pues esto afectaría mucho a su desarrollo.

Si dejamos que los niños de estas edades usen los dispositivos móviles más de media hora al día corremos el riesgo de que esto afecte negativamente en los pequeños provocando una falta de control de sentimientos.

ENTRE LOS 5 Y LOS 12 AÑOS

El tiempo máximo recomendado para esta edad oscila entorno a una hora al día. Si dejemos que los niños usen los móviles más tiempo estaremos favoreciendo el sedentarismo y la obesidad.

En estas edades también debe primar el control parental durante el uso de los móviles.

DESDE LOS 12 AÑOS

¡Las redes sociales acechan! Esta es la etapa con mayor complejidad ya que, aunque no esta permitido acceder a las redes sociales hasta no cumplir los 14 años, lo cierto es que, con 12 años muchos niños tienen perfiles en internet.

Entran en juego términos como el ciberacoso, contenidos violentos, sexuales o que vayan en contra de alguna norma social. El control debe ser muy preciso para que esto no llegue a causar un problema real en nuestro hijos.

Durante estas edades, el tiempo máximo recomendado para que el menor esté delante de la tablet es de dos horas al día. Esta comprobado que un exceso en este tiempo produce un descenso del rendimiento escolar, las relaciones sociales y familiares y crea conductas agresivas.

La solución para tener a tus hijos entretenidos no es dejarles tu teléfono móvil antiguo o comprarles una tablet. Deben aprender a usar estos aparatos electrónicos ya que son mucho más peligrosos de lo que nos creemos. Un mal uso puede provocar efectos muy nocivos para nuestros hijos.