Derriban y levantan uno de los puentes más transitados de Pekín en 43 horas

El Sanyuan Bridge es uno de los puentes más importantes del tramo noroeste de una de las carreteras de circunvalación de Pekín. Construido en 1984, tenía problemas estructurales y necesitaba ser derribado y reconstruido en un tiempo récord, para no colapsar la intensa circulación que soporta cada día. Así, los ingenieros comenzaron a trabajar en un proyecto que llevaron a cabo el pasado 13 de noviembre. En menos de dos días fueron capaces de eliminar la estructura y colocar una nueva. Los trabajos comenzaron de madrugada, momento de menor intensidad circulatoria. Las obras no cesaron en ningún momento y lograron eliminar el puente en las primeras 24 horas. Después, colocaron el nuevo puente en paralelo y lo trasladaron hasta su posición mediante unas grandes grúas. Después, sólo quedaba dejarlo bien anclado, asfaltar y pintar ambos sentidos de la marcha. La obra necesitó de más de 1.300 toneladas de materiales. Todo el proceso ha sido resumido en un vídeo con el "timeline"de la obra, que reduce a poco más de un minuto la monumental obra de ingeniería. El vídeo fue subido a Youtube el pasado 17 de noviembre y supera las 2,6 millones de reproducciones.