Detienen en Malta a un sospechoso relacionado con la desaparición de Madeleine

Roderick MacDonald, de 77 años, fue detenido en la isla maltesa de Gozo después de que huyera de Reino Unido durante un permiso carcelario y ya esá siendo extraditado a su país. Los investigadores creen que MacDonald, que cumplía condena por abusar sexualmente de dos niñas, de cinco y siete años en Brighton en 2012, podría formar parte de una red de prostitución infantil relacionada con la desaparición de Madeleine McCann. Según la investigación, el detenido vivia en el Algarve cuando Madeleine desapareció del apartamento de los McCann en Praia da Luz, en mayo de 2007, poco antes de su cuarto cumpleaños, informa “Daily Mail”.

El agresor sexual en serie compareció ante el juez en Malta el pasado lunes, después que Gran Bretaña emitiera una orden europea de detención, y no se opuso a su extradición.

MacDonald fue detenido por primera vez en un camping en el Algarve en 2010 y extraditado a Australia -donde era buscado por la violación de un niño de ocho años en 1998. En esa ocasión, pactó una pena de seis meses de prisión y cuando fue puesto en libertad se trasladó a Tailandia, donde las autoridades tailandesas lo deportaron al conocer sus antecedentes.

Luego se instaló en Brighton y fue declarado culpable de abusar sexualmente de dos niñas de cinco y siete años en el año 2012 y condenado a un año de cárcel.

Esta semana, Portugal ha puesto al frente de las investigaciones del caso “Maddie” a la prestigiosa fiscal Inés Sequeira, que ha anunciado que viajará a Praia da Luz para volver a interrogar a los sospechosos. Sequeira se ha marcado como objetivo resolver el caso y ha dado nuevas esperanzas a Kate y Gerry McCann. De momento, la fiscal está recopilando información de decenas de casos incluidos en el expediente de Madeleine. La nueva responsable del caso volverá a reunirse con la Policía portuguesa para conocer de primera mano todas las pruebas e indicios.‘Ines, Por su parte, un equipom de agentes de Scotland Yard se trasladarán a Portugal a finales de mes para volver a entrevistar a tres de los siete sospechosos que ya fueron interrogados en comisarías de Faro. Entre ellos se encuentran José Carlos Fernandes da Silva, un ex trabajador en el complejo Ocean Club, Paulo Ribeiro, que tiene un cierto parecido con hombre visto cerca del apartamento.