Ocho autonomías pasan de curso incumpliendo la «Ley Wert»

Hay comunidades que no han hecho la evaluación de 6º de Primaria y otras han planteado pruebas que no se ajustan a la ley, pese a la amonestación de Educación

El presidente del sindicato de profesores ANPE, Nicolás Férnández, criticó la «gravísima y preocupante situación que se está produciendo con la Educación en España.

Una prueba de diagnóstico como es la de 6º de Primaria, que sirve para detectar si un alumno de 12 años está preparado para cursar la Educación Secundaria – que es útil para orientar a alumnos, profesores y padres, que no tiene efectos académicos y que, en todo caso, da pistas sobre si es necesario adoptar medidas de refuerzo en el aprendizaje de un alumno concreto– se ha convertido en una de las principales fuentes de polémica y de incumplimento de la Ley de Educación en las comunidades gobernadas mayoritariamente por el PSOE y Podemos. En la mayoría de las autonomías acaba hoy el curso escolar y al menos ocho pasan de curso incumpliendo, a ojos del Ministerio de Educación, la ley orgánica que regula esta prueba, pese a haberlas amonestado por ello y sin que haya recibido respuesta. Algunas, como el País Vasco, han dicho sin tapujos que no iban a hacer la prueba y otras han planteado sus particulares evaluaciones sin ajustarse estrictamente a la ley.

El presidente del sindicato de profesores ANPE, Nicolás Férnández, criticó la «gravísima y preocupante situación que se está produciendo con la Educación en España. La resistencia de muchas comunidades sobre la Lomce constata la disensión que hay en esta materia y la utilización política que se ha hecho. Si no nos ponemos de acuerdo en una prueba de 6º de Primaria, ¿cómo vamos a lograr un pacto de estado en la Educación». El ministro en funciones no emprenderá acciones legales antes de las elecciones.

Comunidad Valenciana

Pese a la anonestación del Ministerio de Educación hace menos de un mes, ha seguido manteniendo su prueba alternativa para 6º de Primaria, que difiere de lo que marca la Ley de Educación. Entre el 7 al 17 de junio, los profesores han realizado informes individualizados de los alumnos resultado de la evaluación contínua o bien, los que han querido, han realizado una prueba que la consejería ha pasado como modelo. En ningún caso las pruebas han contado con correctores externos, tal y como exigía la norma.

Andalucía

En Andalucía, de acuerdo con lo que dispone la Instrucción 4/2016, de 16 de mayo, tampoco se ha realizado ninguna prueba conforme a la Lomce. Ha quedado en una evaluación individualizada integrada en la propia tarea docente del profesorado que imparte sexto curso y que, en la misma sesión de evaluación final, ha tenido que pronunciarse sobre las competencias clave a las que aludía la prueba establecida por el Ministerio. No hay cuestionario extra, ni ejercicios expresos, ni prueba como tal. La Unión Sindical de Inspectores de Andalucía cree que «se pierde la aportación que podría dar una prueba externa, aplicada y corregida por profesorado también externo y que daría un mayor valor de homologación a los resultados».

Cataluña

El 4 y 5 de mayo, 77.323 niños de sexto se sometieron a las mismas pruebas que Cataluña ha venido realizando desde hace ocho años. Miden sólo competencias básicas en Lengua y Matemáticas. La Generalitat ha admitido que sus exámenes son pruebas propias, que nada tienen que ver con la Lomce.

Extremadura

10.443 alumnos de 456 centros hicieron una prueba el pasado 13 y el 14 de junio corregida por los profesores del mismo centro, y no externos, como exige la Ley de Educación. La Junta de Extremadura propuso un modelo orientativo a los profesores que podían aplicar, si querían, o decantarse por otro que considerasen oportuno siempre que evaluasen a los alumnos en Lengua, Matemáticas, Ciencias y Tecnología. La consejera de Educación, Esther Gutiérrez, ha mantenido que su modelo «defiende y protege a la comunidad educativa de la Lomce».

Cantabria

No ha habido prueba obligatoria como tal. Los profesores de cada centro han decidido sobre la metodología a utilizar para llevar a cabo una evaluación individualizada de los alumnos que valida una comisión externa. Después, se emite un informe para la familia, el alumno y el centro.

Asturias

El consejero de Educación, Genaro Alonso – ex inspector educativo– se ha venido negando a la realización de estas pruebas, pero tras el requerimiento del Ministerio, fijó fecha de examen para 7.843 alumnos el pasado 15 de junio.

Baleares

Tampoco ha habido evaluación. El consejero de Educación y Universidad, Martí March, anunció que no se harían, a pesar de que los centros educativos de las Islas han tenido que valorar las competencias básicas adquiridas por los estudiantes a través de unas evaluaciones individuales que se encarga de validar una comisión externa.

País Vasco

La consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura del País Vasco, Cristina Uriarte, ya anunció hace dos meses que no habría evaluación de sexto de Primaria. Y así ha sido. «Las reválidas siguen siendo las líneas rojas y el Ministerio no nos va a tener de compañeros de viaje para aprobar los decretos», dijo tajante.

Aragón

Al igual que en otras comunidades socialistas, se ha hecho una evaluación continua e individualizada de cada alumno por parte de los profesores del centro, que a su vez remitirán un informe a los padres. El trabajo de estos docentes lo valida una comisión externa creada al efecto.