El 95% de las sentencias de violencia de género son condenatorias

108 sentencias dictadas en este ámbito relativos a homicidios y asesinatos dictados por los Tribunales de Jurado y las Audiencias Provinciales en los años 2012 y 2013.

Imagen de archivo
Imagen de archivo

El grupo de expertos en violencia doméstica y de género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha hecho públicos los estudios de las 108 sentencias dictadas en este ámbito relativos a homicidios y asesinatos dictados por los Tribunales de Jurado y las Audiencias Provinciales en los años 2012 y 2013.

De todas las sentencias dictadas en violencia de género durante estos años, 90 fueron condenatorias (un 95 por ciento) y el resto, absolutorias, si bien cabe reseñar que en cuanto a las cinco sentencias absolutorias, el tribunal apreció una eximente completa imponiendo a los acusados medidas de seguridad de internamiento en centro psiquiátrico por periodos de entre 12 y 25 años.

Aunque de las sentencias analizadas se extrae que en el año 2012 el numero de extranjeros condenados por violencia de género superaba a los españoles, el año siguiente los casos se distribuyeron a partes iguales entre ambos grupos. En cuanto a la nacionalidad de las víctimas, en el 2013 se incrementaron el número de españolas fallecidas superando al de extranjeras. Otro dato a destacar es que en el periodo analizado no se produjo ninguna víctima mortal menor de edad y sólo hubo una mujer asesinada con más de 66 años de edad.

Pero, en estos casos las víctimas no son sólo las fallecidas. Tres de cada cuatro mujeres asesinadas tenían hijos. En las sentencias examinadas constan un total de 110 hijos e hijas que perdieron a sus madres en homicidios o asesinatos de violencia de género, de los cuales 77 eran menores de edad y, de ellos, 52 tenían menos de 10 años.

El análisis de las sentencias confirma la escasa incidencia de circunstancias atenuantes y eximentes en la comisión de estos hechos criminales. Según señalan los expertos, en la mayoría de casos de violencia criminal con resultado de muerte en el ámbito de la pareja o ex pareja, los crímenes se han ejecutado por el autor sin guardar vinculación de forma significativa con la influencia del alcohol o las drogas ni con una enfermedad o alteración mental.

Un dato llamativo es el bajo número de denuncias previas a los asesinatos u homicidios. En el 80 por ciento de los casos analizados, las mujeres no habían dado parte a las autoridades de maltrato por parte de sus parejas o exparejas.

Finalmente los informes del grupo de expertos analizan las sentencias dictadas en los procedimientos de violencia doméstica con resultado de muerte. Las penas impuestas en los casos de asesinato oscilaron entre los 15 y 22 años de cárcel, y en los homicidios entre 5 y 11 años de prisión.