El Ejército más solidario

Cáritas Castrense intensifica su ayuda a los más necesitados

Hace poco más de un año se fundó Cáritas Castrense, una organización de la Iglesia con personalidad jurídica propia y con un objetivo claro: coordinar la solidaridad dentro de las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía. Ahora, coincidiendo con la Navidad, su actividad es más intensa porque “con la crisis la gente está más sensibilizada y es más solidaria”, comentó un portavoz. Una de las últimas aportaciones que ha recibido es la que se ha hecho desde la Unidad de la Guardia Civil del Servicio de Seguridad de La Casa de S.M. el Rey. En esta ocasión logró reunir en la parroquia de Santa María de la Dehesa de Madrid un total de 760 kilos de alimentos, 176 juguetes, 141 libros y material didáctico, ropa infantil y de abrigo, productos de higiene personal, pañales y más de 400 euros en metálico gracias a la aportación desinteresada de muchos guardias civiles. Cáritas Castrense viene realizando una intensa labor de ayuda a los más necesitados, entre los que se encuentran personas viudas, huérfanas o enfermos de ELA. También proporciona ayudas económicas a algunas familias para pagar recibos de la luz, agua o hipotecas. Atendiendo a los que más lo necesitan pretenden cumplir con su lema «Todo por la caridad». El dinero que reciben lo obtienen mediante las cuotas de los socios, las colectas del Corpus y Jueves Santo y otras que especifique el Arzobispo Castrense, las cuotas parroquiales que en su momento se establezcan, las donaciones de personas jurídicas y personas físicas y las subvenciones oficiales.