«El nivel del mar crecerá cuatro veces más rápido si no se reducen las emisiones»

Así lo afirma el climatólogo y oceanógrafo australiano John Church. De seguir como hasta ahora, «el ritmo acelerado al que sube hoy nos parecerá lento en 50 años».

John Church / Fundación BBVA
John Church / Fundación BBVA

Así lo afirma el climatólogo y oceanógrafo australiano John Church. De seguir como hasta ahora, «el ritmo acelerado al que sube hoy nos parecerá lento en 50 años».

El planeta está con el agua al cuello o va camino de estarlo en un futuro próximo. Los últimos datos afirman que el nivel del mar está subiendo tres milímetros al año. Parece poco, pero las consecuencias son desoladoras. De seguir así, a finales de siglo el nivel del mar habrá subido 0,9 metros, según un informe de Naciones Unidas en el que ha participado el físico John A. Church, catedrático en el Centro de Investigación del Cambio Climático de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) y autor principal del tercer y quinto informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). Y no, no solo afecta a la primera línea de costa, las inundaciones, los daños en las infraestructuras... pondrán en jaque la vida de más de cien millones de personas si no se hace ya algo para evitarlo. Por haber sido capaz de medir y proyectar la respuesta del nivel del mar por la acción humana, el australiano ha sido galardonado con el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Cambio Climático.

–El nivel del mar ha subido ocho cm en los últimos 25 años. ¿A qué ritmo se está acelerando?

–El ratio es entre tres y cuatro mm. al año, (ahora) más cerca de cuatro. La velocidad cambia según el clima, la cantidad de agua almacenada en la tierra, la pérdida de masa de los glaciares y de los casquetes polares...

–¿Y en el pasado?

–Antes del siglo XIX el nivel del mar subía unas partes de milímetro al año en vez de varios milímetros. Ese aumento ha sido gradual a lo largo del siglo XX y después, en las últimas décadas, el aumento ha sido todavía mayor y cada vez más rápido.

–De continuar así, ¿nos parecerá que ese ritmo acelerado es lento en 50 años?

–Absolutamente. Aunque depende. Si seguimos sin reducir las emisiones de efecto invernadero (GEI) en 50 años nos va a parecer lento el ratio actual, pero si cumplimos los objetivos de París en 2050 el aumento del nivel del mar quizá sea un poco mayor de lo que tenemos ahora aunque no demasiado. Ésta es nuestra opción.

–¿Hay riesgo de que superemos los 0,9 metros de aumento antes de final de siglo?

–El rango, si no hay reducción de emisiones, será alrededor de un metro, pero hay un riesgo de que el aumento del nivel del mar sea incluso superior, especialmente asociado con la respuestas de las masas de aire de la Antártida. En cualquier caso, un metro con unos cm. de variación es un riesgo, y podría ser incluso peor por las emisiones de GEI.

–¿A cuánta gente afectará?

–Hoy hay alrededor de cien millones de personas que viven a un metro del mar y se generan unos tres trillones de PIB en ese metro. Los países más afectados serán las regiones con deltas, países como Bangladesh, Vietnam por el río Mekong, toda la zona de China atravesada por el río Rojo, así como parte de África y, por su puesto, las naciones que son islas. Algunas ya se han visto gravemente afectadas por el aumento del nivel del mar, pero también hay otras del Pacífico que pueden ser más resistentes de lo que habíamos pensado. Cuántas personas se verán afectadas dependerá de cómo reduzcamos las emisiones de GEI y cómo nos adaptemos al aumento del nivel del mar.

–¿Por qué esas islas del Pacífico parecen ser más resistentes?

–Se debe en parte a que estas islas se desarrollan en arrecifes coralinos, que las aportan sedimentos..., aunque también puede ser un riesgo: la acidificación del océano debilita al coral e impacta en la zona de acantilado de las islas.

–¿Cómo afectará el aumento del nivel del mar?

–Habrá más inundaciones, se erosionarán las líneas costeras... Las personas piensan que la subida del nivel del mar solamente afecta a la primera fila de la costa, pero no es así. Las inundaciones costeras afectan a las zonas adyacentes, que es donde vive la mayoría de las personas en mi país y en España creo que también.

–¿Tiene algún dato económico del impacto en nuestras infraestructuras?

–No. Pero hay algunas áreas muy valiosas, de alrededor de cien mil millones de activos protegidos por ejemplo por la barrera que se ha creado en Londres. Y eso es solo Londres... hay muchas otras, Holanda, por ejemplo.

–Incluso aunque dejásemos de contaminar las emisiones seguirán aumentando hasta que se estabilizasen... y, por ende, el nivel del mar.

–Sí, pero lo que podemos limitar es el aumento y la velocidad a la que lo hace. Estamos hablando a largo plazo. Si no reducimos las emisiones hablaríamos de metros de aumento, pero si llegamos a los objetivos de París entonces hablamos de menos de un metro. Hay unos umbrales asociados con las placas de hielo de la Antártida. No estamos seguros de si hemos pasado ya o no ese umbral (de deshielo irreversible), quizá no, pero podríamos pasarlo este siglo a no ser que emprendamos acciones de reducción.

–¿Cuál sería el aumento en el mejor y en el peor escenario para finales de siglo?

–Entre 20 y 60 cm de subida en 2100 si las emisiones las dejásemos hoy a cero. Y el peor escenario sería hasta un metro de subida del nivel del mar. Pero debido a las masas almacenadas en la Antártida y en Groenlandia existe riesgo de que se produzcan aumentos superiores del nivel del mar incluso a corto plazo, aunque en este momento no tenemos la comprensión total sobre este fenómeno. Y si cumplimos con el Acuerdo de París, entre 40 y 60 cm., pero si fallamos hablamos de un metro y el ratio de aumento en 2100 va a ser más rápido. Lo que hay que pensar no sólo es en el aumento, sino en la velocidad. Si no paramos las emisiones la velocidad de aumento será tres o cuatro veces más rápido de lo que sería si reducimos las emisiones a finales de siglo.

–¿Están haciendo algo realmente los políticos?

–Europa lo está haciendo mejor que el resto del mundo, pero en general no se está haciendo lo suficiente, como es el caso de EE UU y Australia. El mundo, en general, necesita hacer más. No estamos cumpliendo los objetivos para llegar al Acuerdo de París, así no evitaremos superar los umbrales asociados con el deshielo de los casquetes polares.

–¿Es suficiente el Acuerdo de París?

–Es un buen principio, hay un compromiso para decir que vamos a parar el aumento de temperaturas, pero todavía no hemos implementado los medios para llegar a ese objetivo y tenemos que hacerlo urgentemente. Creo que es un paso importante, pero no suficiente en sí mismo.

–¿Es factible un mundo neutro en carbono sin nucleares?

–No hay ninguna necesidad de utilizar energía nuclear, aunque haya países como Francia que no vayan a renunciar fácilmente. A largo plazo no habrá necesidad de energía nuclear en el mundo, pero a corto plazo sí es inevitable que continúe.