MENÚ
martes 20 noviembre 2018
12:23
Actualizado
  • 1

España es país para envejecer

  • España es país para envejecer

Tiempo de lectura 4 min.

01 de octubre de 2014. 13:10h

Comentada
1/10/2014

España roza el notable en lo que respecta al nivel de bienestar económico y social de sus mayores. Ése es el resultado del «Índice Global de Envejecimiento AgeWatch 2014», elaborado por la ONG HelpAge International. Dentro de un ranking de 96 países –lo que implica el 91% de la población mayor de 60 años–, nuestro país ocupa el puesto 21, con un 67,6 sobre 100, lo que supone un ascenso de posición con respecto al último informe. Como indican desde la ONG, por detrás de países de nuestro entorno como Alemania –puesto quinto– Reino Unido –11– y Francia –16–, pero por delante de Bélgica –27–, Portugal –37– e Italia –39–. Como suele ocurrir en las clasificaciones mundiales que evalúan el bienestar social de sus ciudadanos, los países nórdicos llevan la delantera. Noruega encabeza la lista y roza la perfección con un 93,4, seguida por Suecia, con un 88,3. No en vano, los diez primeros puestos están ocupados mayoritariamente por países de Europa Occidental, América del Norte y Asia austral, además de Japón. En el lado opuesto, cierran el ranking Cisjordania y Gaza, Mozambique y Afganistán, en los puestos 94, 95 y 96 respectivamente.

Neil Smith, director de HelpAge International en España, explicó a LA RAZÓN los cuatro parámetros utilizados para evaluar la clasificación: la seguridad de ingresos, «lo que incluye la cobertura de las pensiones», y en la que nuestro país ocupa el puesto 41; las competencias, que evalúan «el nivel de empleo y educación», con España en el puesto 56; los entornos favorables, que nos sitúan en el puesto 22 y que versan sobre «el acceso a servicios públicos, las conexiones sociales y la percepción del estado de libertad»; y, por último, la salud, basada en las impresiones de los encuestados y en la que España puede presumir de estar en el tercer puesto mundial. «España es un país en el que cada vez se vive más tiempo. La población mayor de 60 años representa al 23,4% del total de la población, y en 2050 se situará en el 40,2%. En España se envejece bien, pero esta clasificación no refleja el impacto total de los recortes», explica Smith. El motivo, explican, es que estos datos responden a encuestas oficiales realizadas por varios organismos –como el Banco Mundial, la Organización Internacional del Trabajo, la OMS, Eurostat, etc.– entre los años 2010 y 2012. Por otro lado, desde HelpAge indican que uno de los motivos por los que España ha aumentado en el estado de salud de sus mayores reside en la encuesta realizada por la consultora TNS Gallup, que mostró un aumento del bienestar psicológico de sus mayores. «España aún vive de los beneficios de un sistema de salud sólido, construido durante las últimas décadas», dice Smith.

Cobertura de pensiones

En lo que respecta a los puntos más débiles, desde la ONG señalan que la cobertura de las pensiones se sitúa «23 puntos porcentuales por debajo de la media regional, que es de 68,2%. De hecho, nuestro país bajó este año diez puestos en el apartado correspondiente a la seguridad de ingresos –del 31 al 41–, debido a la congelación de las pensiones. Tampoco pasa por alto el hecho el puesto 56 en lo que respecta al empleo y la educación, debido «a una caída en la tasa de empleo de personas entre 55 y 64 años, que se sitúa en el 43,9%».

«Los datos del índice nos muestran que en España las personas mayores viven razonablemente bien, con una alta esperanza de vida, aunque aún queda mucho por hacer para que vivan una vida segura, digna y saludable», explicó Isabel Martínez Lozano, presidenta de HelpAge International España. «Mucho más teniendo en cuenta nuestros altísimos niveles de envejecimiento, que nos situarán a la cabeza del mundo», añadió. De ahí que este informe suponga «una llamada de atención» para que la sociedad civil y el Gobierno colaboren con el objetivo de «mejorar las condiciones de vida de las personas mayores».

En todo caso, el bienestar que alcanzan los mayores en Noruega y Suecia parece, a día de hoy, difícilmente alcanzable. ¿Cuál es el motivo? «En estos países cuentan con un sistema de tramitación muy ecuánime y dirigido a luchar contra la desigualdad. La población está acostumbrada a pagar impuestos altos y, por tanto, a recibir servicios sociales muy sólidos. En general, garantizan un bienestar alto a las personas mayores», explica Smith. En este caso, Noruega consiguió superar a Suecia respecto al año pasado por una mejora en los datos del entorno favorable.

El informe, que se presenta hoy con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores de Naciones Unidas, se centra en las pensiones y cómo se gestionan en todo el mundo. Así, sólo la mitad de la población mundial recibe una pensión básica. Y, si bien es cierto que «hay otras políticas que apoyan a las personas mayores, su implementación es lenta y no siempre efectiva», asegura el análisis de HelpAge. Además, una de cada cuatro personas en países con ingresos medios y bajos vive sin una pensión.

Ingreso básico

Así, casi todos los países cuentan con algún tipo de pensión, pero en los últimos 20 años se ha producido un gran incremento de las pensiones no contributivas o «pensiones sociales», financiadas a través de los impuestos. No en vano, esta fórmula está presente en más de 100 países. Tiene la ventaja de generar un ingreso básico regular para las personas mayores más pobres, aunque las cantidades recibidas son bastante bajas. «A menudo, los ingresos son demasiado bajos para poder ahorrar para la vejez, y, por eso, las pensiones sociales son muy necesarias», afirmó Toby Porter, director ejecutivo de HelpAge International.

Últimas noticias