MENÚ
jueves 14 noviembre 2019
16:46
Actualizado

La bebés nacidos por cesárea son más propensos a coger infecciones bacterianas

Los investigadores han descubierto que, mientras que los bebés nacidos por vía vaginal obtuvieron la mayoría de sus bacterias intestinales de su madre, los nacidos por cirugía no

  • La bebés nacidos por cesárea son más propensos a coger infecciones bacterianas

Tiempo de lectura 4 min.

18 de septiembre de 2019. 20:48h

Comentada
Belén V. Conquero 18/9/2019

El papel exacto de las bacterias intestinales del bebé no está claro, pero un nuevo estudio revela que los nacidos por vía vaginal tienen bacterias intestinales diferentes que los que nacen por cesárea, según aseguran científicos del Instituto Wellcome Sanger, el University College de Londres, la Universidad de Birmingham y sus colaboradores en Australia, que publican en la revista Nature. Esta investigación es muy relevantes sobre todo en países como España por el incremento que se ha producido de este tipo de intervenciones.

No se sabe si estas diferencias al nacer tendrán algún efecto en la salud posterior, pero los investigadores encontraron que las diferencias en las bacterias intestinales entre los bebés nacidos por vía vaginal y por cesárea en gran medida se igualaron al año, si bien se necesitan grandes estudios de seguimiento para determinar si las diferencias tempranas influyen en los resultados de salud. En cualquier caso, los expertos del Royal College of Obstetricians and Gynecologists puntualizan que estos hallazgos no deberían disuadir a las mujeres de tener una cesárea. Este estudio, el más grande jamás realizado sobre microbiomas neonatales, también reveló que el microbioma de los recién nacidos por vía vaginal no provenía de las bacterias vaginales de la madre, sino del intestino.

Para comprender más sobre el desarrollo del microbioma, y si el método de parto le afectó, los investigadores estudiaron 1.679 muestras de bacterias intestinales de casi 600 bebés sanos y 175 madres. Se tomaron muestras fecales de bebés de cuatro, siete y 21 días de edad, que habían nacido en hospitales del Reino Unido por parto vaginal o cesárea. Algunos bebés también fueron seguidos más tarde, hasta el año de edad.

El doctor Trevor Lawley, autor principal del artículo del Instituto Wellcome Sanger, asegura que “esta es la mayor investigación genómica de los microbiomas de los recién nacidos hasta la fecha. Descubrimos que el modo de parto tuvo un gran impacto en las bacterias intestinales del recién nacido. Una mejor comprensión de qué especies de bacterias ayudan a crear un microbioma saludable para bebés podría permitirnos crear terapias bacterianas”.

Durante el parto, el bebé entra en contacto con bacterias del intestino de la madre. El estudio descubrió que eran las bacterias intestinales de la madre las que formaban gran parte del microbioma en los bebés nacidos por vía vaginal. Como los bebés nacidos por cesárea tenían muchas menos de estas bacterias, este estudio no encontró evidencia que respalde prácticas controvertidas de ‘frotis vaginal’, que podrían transferir bacterias peligrosas al bebé. En lugar de algunas de las bacterias de la madre, los recién nacidos por cesárea tenían más bacterias que normalmente se adquieren en los hospitales, y eran más propensas a tener resistencia antimicrobiana.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs