La DGT pide a los médicos que comuniquen cuándo los conductores toman psicofármacos

La directora general de Tráfico, María Seguí, y el consejero de Interior de la Generalitat de Cataluña, Ramon Espadaler, han hecho un llamamiento para que los médicos y profesionales de la salud comuniquen a la Dirección General de Tráfico (DGT) cuándo recetan fármacos que pueden tener consecuencias a la hora de conducir. En declaraciones a los medios durante el VI Congreso internacional sobre Políticas europeas de tráfico, Espadaler ha añadido que quieren que los médicos sepan que tienen esta posibilidad de informar a las autoridades "de manera voluntaria".

La directora general de Tráfico, que ha participado en el Congreso, ha indicado que ya existe el mecanismo para que los profesionales de la salud informen a la DGT cuando un médico prescribe un fármaco que puede afectar a la conducción, pero que actualmente la "barrera"es el poco conocimiento por parte de los profesionales. Por eso, ahora la DGT intentará promover que los médicos trasladen de manera voluntaria estas informaciones porque actualmente no se hace tanto como sería necesario, ha indicado Seguí.

Espadaler ha destacado que "la legislación vigente contempla la posibilidad de que voluntariamente los médicos que recetan algunos fármacos que pueden tener incidencia sobre la conducción puedan ponerlo en conocimiento de las jefaturas provinciales de Tráfico, y está en el terreno de la voluntariedad". Desde Interior, la intención es "incentivar"a que los médicos comuniquen estas prescripciones porque les preocupa que, en 2012, en las autopsias a conductores que han muerto en accidente de tráfico hay más presencia de psicofármacos que de drogas.

Según Espadaler, quieren que los médicos utilicen este sistema pero siempre preservando la confidencialidad de los datos de los pacientes, aunque ha sentenciado: "Esta herramienta ya la tenemos a nuestro alcance y es importante utilizarla". El director del Servei Catal de Trnsit (SCT), Joan Josep Isern, pide el apoyo de España y de Europa para combatir las muertes por psicofármacos en las carreteras, y ha reclamado que es "imprescindible darle una alternativa".

Nuevo reglamento

Seguí ha explicado que este viernes ha salido a información pública el reglamento de la Ley de Tráfico que contiene una "estrategia fundamental de pacificación del tráfico motorizado en todas las vías", con reducciones de velocidades en carreteras convencionales y en vías urbanas. Según ella, el objetivo es "proteger a peatones y motoristas y fomentar el tránsito seguro de los ciclistas"a través por ejemplo de mejoras relacionadas con las velocidades y el uso de sistemas de protección como el casco o los sistemas de retención infantil.

Ha informado de que las carreteras convencionales que están limitadas a 100 km/h serán a 90, y algunas pasarán a 70, y en vía urbana, habrá calles limitadas a 20 ó 30 km/h, cambios que se realizan porque "los fallecidos en vía urbana constituyen el 25% de los muertos en el país en un año", suelen ser peatones, ciclistas o motoristas, y la velocidad del impacto es fundamental.

Al preguntársele por si los españoles circulan demasiado rápido, ha sentenciado: "Circulamos todo lo rápido que podemos y un poco más. Está claro que todos circulamos un poco por encima de los límites y esto lo estamos viendo en la siniestralidad".