La ONU critica el «leve» castigo a los «lobos»

Naciones Unidas dice que se «subestima el término de violación» y la UE debatirá su definición penal

Concentración en Madrid contra la sentencia de La Manada /Foto: Luis Díaz
Concentración en Madrid contra la sentencia de La Manada /Foto: Luis Díaz

Naciones Unidas dice que se «subestima el término de violación» y la UE debatirá su definición penal.

La indignación y rabia provocadas por la sentencia de la Audiencia de Navarra que condenó a los cinco integrantes de «La Manada» por abuso sexual y no por violación ha traspasado fronteras. Purna Sen, coordinadora ejecutiva de Naciones Unidas sobre acoso sexual y otras formas de discriminación, ha criticado la «leve sentencia a los atacantes de la manada «de lobos» [sic] en España». A su juicio, «disminuye la gravedad de la violación y socava la clara obligación de defender los derechos de las mujeres». En un texto que también hace referencia a países como EE UU, Suecia, Japón y Corea del Sur afirma que en todo el mundo «las posiciones de poder están dominadas por hombres; a menudo se espera que las mujeres acepten discretamente los comportamientos sexuales masculinos agresivos. Tales normas respaldan la persistencia del acoso sexual».

La portavoz de ONU Mujeres se refiere a la «cultura de la violación». Un término acuñado en los años 70, durante la Segunda Ola del Feminismo. Dicha «cultura de la violación» responsabiliza al conjunto de la sociedad, y especialmente a los hombres, por cuanto no se trata de delitos cometidos por individuos sino, más bien, de manifestaciones culturales. Propias, casi inevitables, de un patriarcado tolerante con las agresiones contra la libertad sexual. «La impunidad de las violaciones de los derechos humanos», dice también Sen, «impregna la cultura de la violación, culpa y juzga a las víctimas por los daños que se les han infligido, y no podemos permitir que continúe, incluso en los sistemas de justicia penal». Tras enfatizar que ONU Mujeres vela por el empoderamiento de las mujeres, cree que el origen de esos crímenes está en «la desigualdad estructural» entre los géneros. «Poner fin a la violencia contra las mujeres», añade, «es el núcleo de nuestra misión y trabajo».

El polémico caso sigue trayendo cola, y en esta ocasión se ha colado en el corazón de Europa. Con el apoyo del Grupo Socialista y de los Verdes, y la oposición del PP, Podemos ha logrado llevar el caso de «La Manada» al Parlamento Europeo, donde el Pleno debatió ayer sobre si en España se aplican los estándares internacionales sobre violencia sexual. «Es una sentencia delirante. Una mujer de 18 años es introducida en un portal por cinco hombres, sometida a una violación múltiple y no se ve una agresión sexual porque no existe violencia ni intimidación», dijo la eurodiputada de Podemos Tania González. También recordó que la Convención de Estambul sobre la violencia contra las mujeres define la violación como cualquier caso de sexo sin consentimiento. España es uno de los países que ha firmado este convenio, pero como otros muchos, no ha adaptado esta definición a su normativa. El convenio no ha sido aún ratificado por la UE. Tanto el PP como los Liberales, grupo al que pertenece Cs, se mostraron en contra de la propuesta de debate, ya que sólo querían apoyarlo si no cuestionaba la actuación de los jueces, y de esta forma lo manifestó la eurodiputada popular Rosa Estarás: «Compartimos la indignación. Sí al debate, sí a modificaciones futuras, pero en ningún caso se debe cuestionar el Poder Judicial».