Primera ola de calor: 42º hasta el miércoles

Hoy están en alerta por altas temperaturas 37 provincias y mañana 27. La masa de aire africana irá, además, acompañada de polvo sahariano

Hoy están en alerta por altas temperaturas 37 provincias y mañana 27. La masa de aire africana irá, además, acompañada de polvo sahariano

Vuelve el calor asfixiante y con él, las noches en vela de la mano de una ola de calor que arrancó ayer y que está previsto que dure hasta el próximo miércoles, según informó ayer la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). El motivo: la entrada de una masa de aire cálido africana que recorrerá toda la Península Ibérica y que vendrá acompañada de hasta 42ºC de temperatura. Esta «lengua de fuego» elevará aún más los termómetros, ya de por sí elevados dada la situación de anticiclón que se está registrando en el país. Una estabilidad atmosférica que va acompañada de aire muy seco en las zonas de interior y que hará que el calor sea si cabe más asfixiante.

Para hoy lunes, hay 38 provincias en alerta, 37 de ellas por calor. Unas elevadas temperaturas que no sólo se notarán en Andalucía y Extremadura. Tras el calor registrado ayer en Galicia, el Cantábrico occidental y en la Meseta norte, se espera que hoy se registren más de 36ºC en amplias zonas del norte peninsular, pudiendo llegar a 41ºC en Orense. La barrera psicológica de los 40ºC también se superará en Toledo y Ciudad Real, donde se alcanzarán 41ºC. Un grado menos se registrará en Badajoz, Bilbao, Córdoba, Jaén y Sevilla.

El calor continuará mañana martes, con 27 provincias en alerta, así como el miércoles, según estima Aemet. En concreto, en el País Vasco y norte de Navarra las temperaturas superarán los 38ºC. En el resto de Navarra y valle del Ebro se espera que los termómetros alcancen los 40ºC el martes y el miércoles y que decidan a partir del jueves.

En cuanto a la mitad sur peninsular, se esperan las mayores temperaturas en los valles de la vertiente atlántica, especialmente en el curso medio y alto del valle del Guadalquivir, donde las máximas superarán los 40 ºC hasta el miércoles, no descartándose que se superen los 42ºC el martes y el miércoles, tal y como informaron desde la Agencia Estatal de Meteorología. En el caso de los valles del Tajo y del Guadiana las temperaturas más altas se darán en su parte media, con temperaturas en torno a los 40ºC en el centro peninsular.

La masa de aire cálido africano vendrá a su vez acompañada de «polvo sahariano que afectará más el martes y el miércoles a las islas Canarias, especialmente a Fuerteventura y Lanzarote. Si bien la calima también llegará, sobre todo el próximo miércoles, al sur peninsular y algo al centro del país», explica la doctora en Físicas Mar Gómez, meteoróloga de «Eltiempo.es», que incide en que se podrían «superar los 42ºC en Córdoba, Creu y Sevilla».

El calor sofocante dará una tregua a mitad de semana, un alivio que comenzará el próximo martes en Galicia. Así, la situación de anticiclón se empezará a «romper» por el noroeste de la Península por la entrada de aire más fresco del Atlántico.

Tregua

Este aumento de la inestabilidad atmosférica es probable que se extienda al resto del tercio occidental peninsular a partir del próximo miércoles, lo que contribuirá a la suavización de las temperaturas en esas zonas, aunque al mismo tiempo se eleven en el este de la Península. El descenso se generalizará previsiblemente a la casi totalidad de la Península el próximo jueves salvo, quizás, en el Levante y las Islas Baleares, donde podrían alcanzarse localmente los 36ºC, según informó Aemet.

De modo que «la ola de calor remitirá en Galicia a partir del martes, pero de forma generalizada no será hasta el jueves cuando notemos un cierto alivio. No obstante, las temperaturas seguirán siendo altas en el centro y en el sur, aunque no tan elevadas», precisa Mar Gómez. «Aún es pronto para saber cuántos grados van a bajar las temperaturas. En Madrid, donde estamos a 40 ºC, la bajada sería de unos 5 ºC. En el norte, en cambio, la caída será más notoria que en el sur y en el centro, así en Bilbao se pasará de 36 ºC a 21ºC el jueves», añadió la meteoróloga de «Eltiempo.es».

Así por tanto, la primera ola de calor del año está previsto que dure cuatro días, un día más que el mínimo para que este episodio se considere ola de calor siempre que como mínimo el 10% de las estaciones registren máximas por encima del percentil del 95% de su serie de temperaturas máximas diarias. Dicho de otro modo, no basta con que se registren temperaturas altas o muy altas. En Sevilla, por ejemplo, 38 ºC es una temperatura muy elevada, pero no lo suficiente, ya que aunque el 60% de los días de julio y agosto se registran máximas por encima de 35 ºC, el 25 por ciento de los días en dichos meses se superan los 38 ºC.

En cualquier caso, se trata de una duración prevista que nada tiene que ver con el récord que se alcanzó en verano de 2015. Fue la ola de mayor duración desde 1975. Calor y más calor durante 26 días. Pero las temperaturas que se alcanzaron no fueron tan asfixiantes como pensamos. Entonces, la temperatura máxima alcanzada fue de 37,6 ºC, cuando en el año 1975, la «mini» ola de cuatro días alcanzó 40,4 ºC de temperatura máxima. Por cierto, que si la ola del verano de 2015 afectó a 30 provincias, la que más se extendió fue la de 2003. Duró 16 días y afectó a 38 provincias.

Durante el tiempo que dure el calor asfixiante es importante extremar, si cabe aún más, la precaución frente al riesgo de incendio, que es mayor. De hecho, tanto ayer como hoy el nivel de riesgo era extremo, así como muy alto, en prácticamente todo el país, sobre todo en el norte, levante y su, así como en puntos de las Islas Canarias.

Prevención

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) envió ayer medios de extinción a los incendios forestales registrados en Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña y Galicia para apoyar a las comunidades autónomas en la extinción de los fuegos declarados en La Línea de la Concepción (Cádiz), Pinarejo (Cuenca), Margalef (Tarragona) y Ferrol (La Coruña).

En el caso del incendio declarado en Margalef (Tarragona), el fuego ha afectado ya a dos hectáreas de vegetación forestal pertenecientes al Parque Natural de la Serra de Montsant, tal y como informaron los Bomberos de la Generalidad. Al cierre de esta edición, el incendio se había estabilizado. El perímetro en llamas «prácticamente no aumenta», algo importante dado que se trata de una zona rocosa de difícil acceso por su pendiente, lo que dificulta el trabajo de las unidades terrestres. A estos incendios se añaden otros, como los tres fuegos registrados en la Parroquia de Baredo, en Baiona (Galicia), y que fueron extinguidos tras devorar una superficie de 30,2 hectáreas, según las últimas estimaciones provisionales comunicadas por la Xunta. O los tres fuegos que ayer permanecían activos en Castilla y León y que afectan a los municipios de Grisaleña (Burgos), Toral de los Guzmanes (León) y Torreadrada (Segovia), según informaron a Europa Press fuentes de la Junta.

También es importante evitar los golpes de calor, aumentando la hidratación, bebiendo de forma frecuente, sobre todo en el caso de niños, ancianos y personas enfermas. No obstante, cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, por lo que hay que evitar salir y hacer deporte en aquellas horas de mayor radiación solar. Ingerir comidas ligeras, ricas en agua y sales minerales, como frutas y hortalizas, también ayuda. Así como vestirse con colores claros.

El Índice de radiación ultravioleta (UVI) habla por sí solo. Se alcanzarán valores de 11 (escala 1-11) el lunes en Granada, el resto tendrán valores en torno a 10, pero el martes, este elevado índice también se registrará en Ávila, Segovia, Cuenca, Teruel, Albacete, Ciudad Real, Huelva, Córdoba, Jaén, Cádiz, Málaga, Granada, Ceuta y Melilla.

Estamos en plena canícula (del 15 de julio al 15 de agosto), toca sudar la gota gorda, pero no sufrir hipertermia.