Las mujeres africanas hablan de España

Doña Sofía ha respaldado esta iniciativa. Un documental cuenta las vivencias de éstas inmigrantes que se instalaron en nuestro país

La Reina y María Teresa Fernández de la Vega, que preside la Fundación Mujeres por África

La Reina Sofía asistió anoche a la «premier» madrileña del documental «Manzanas, pollos y quimeras», de la realizadora Inés París, en el que se relatan en primera persona los motivos que llevaron a varias mujeres africanas a emigrar a España. Acompañó a doña Sofía la ex vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, actual presidenta de la Fundación Mujeres por África, promotora de este trabajo, que se estrenó en la última Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci). Un grupo de música africana recibió con cánticos, una hora antes del inicio de la proyección, a todos los invitados a la sesión promocional de la cinta. Acudieron personalidades de diferentes ámbitos, como el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, su antecesor en el cargo, Cándido Conde Pumpido y ex ministras socialistas como Carmen Alborch o Cristina Garmendia. También se pasaron por los cines Callao de Madrid rostros conocidos del mundo del cine como Marisa Paredes, Silvia Marsó o María Pujalte.

Antes de la proyección, María Teresa Fernández de la Vega mostró su satisfacción por el resultado de un trabajo que utiliza el cine para dar visibilidad a la vida de unas mujeres cuya «energía» y fuerza están sacando adelante a todo un continente. También reconoció sentir una «especial emoción» por todo lo que significa el cine para quienes aman este arte y han podido disfrutar de las fantasías e ilusiones que salen de la gran pantalla. Por su parte, la directora del filme explicó que su único propósito es documentar la «realidad» de las más de 500.000 mujeres africanas que viven en España y que pasan casi desapercibidas en los estudios sociológicos. El propósito de la obra también es contar la imagen que tenían de nuestro país antes del viaje, sus primeras impresiones, su experiencia y su situación actual.

Para ello, París recaba testimonios como el de la guineana Lali que acabó en España porque un marinero le aseguró que aquí las manzanas eran grandes como balones y que unos pollos gigantes corrían por la Gran Vía madrileña, quimeras que dan forma al título escogido para presentar el documental. Las otras visiones son las de una escritora, una galerista de arte, una cantante, una cocinera, una periodista, una costurera, una actriz, una gestora cultural, una campesina y una atleta olímpica. Sus alegrías, sus miedos y su manera de ver la vida aparecen, fotograma a fotograma, en este apasionado trabajo de la cineasta.