MENÚ
lunes 22 julio 2019
10:50
Actualizado

Los españoles gastan hasta 90 euros al mes en comida para sus mascotas

Por otro lado, los dueños gastan en suplementos, medicamentos y vitaminas para sus animales entre 200 y 300 euros al año

  • Los españoles gastan hasta 90 euros al mes en comida para sus mascotas

Tiempo de lectura 2 min.

04 de mayo de 2016. 21:44h

Comentada
4/5/2016

Siguiendo la misma línea que las personas, las mascotas cada vez consumen comida más saludable. Desde hace unos años existe una mayor preocupación por la salud de estos animales. Por este motivo, los dueños gastan más dinero en alimentos naturales para animales y las empresas comercialicen más productos orgánicos, tendiendo a la humanización de los alimentos para mascotas.

Según se ha desprendido de un análisis realizado por la compañía de productos para mascotas animalClan, cada hogar español puede llegar a gastarse entre 70 y 90 euros al mes en comida saludable para sus mascotas (incluidos productos complementarios como snacks, premios o golosinas). Estas cifras ascienden si la mascota es alérgica o requiere un cuidado especial en su dieta. Este tipo de alimentos de alta calidad se caracterizan por tener una elaboración basada en productos naturales y un alto nivel de nutrientes. Aunque su coste es más elevado, favorecen en mayor medida el rendimiento de los animales. Por otro lado, el mismo análisis refleja que, para el cuidado de los animales y en el caso de los suplementos, vitaminas y medicamentos, las familias españolas llegan a destinar entre 200 y 300 euros al año.

«Los dueños, por lo general, no gastan más dinero en la alimentación de su mascota que en la suya propia, pero el consumo sí que variará dependiendo de la calidad que quiera darle a su animal de compañía», declaran desde animalClan. Pero, ¿merece la pena esta inversión en alimento para las mascotas? «si nos gastamos el dinero en piensos baratos estaremos comprando piensos pobres en nutrientes y de poca calidad, caracterizados por una elaboración basada en restos y desperdicios de animales». Los productos de baja calidad no pasan los mismos controles que aquellos de categorías superiores y se caracterizan por no tener establecida su propia marca ni definida una lista con todos sus nutrientes.

Últimas noticias