Los nueve mandamientos para el uso de redes sociales de la Iglesia británica

Imagen del perfil de Twitter de la Iglesia de Inglaterra
Imagen del perfil de Twitter de la Iglesia de Inglaterra

Las redes sociales son un entretenimiento y una forma de comunicarse para cientos de millones de personas. sin embargo, se debe hacer un uso responsable para no arrepentirse al día siguiente de haber compartido determinados contenidos, que perdurarán en la red para siempre. El uso responsable de las nuevas tecnologías debe ser una cuestión que deben asumir todos los usuarios, sea cual sea su condición social, económica, intelectual o religiosa. De hecho, Iglesia británica ha mostrado su preocupación por el uso que hacen los fieles de las redes sociales y para evitar problemas han hecho público un listado de nueve mandamientos de obligado cumplimiento. Así recomiendan que no se publique nada que su madre no quiera ver, porque sus mensajes podrían ser permanentes, y advierte que nunca hay que ocultarse detrás de un perfil falso. Los nueve mandamientos se basan en principios de sentido común y buen juicio, defienden desde las diócesis de Bath y Wells.

Así, en la cuenta de Twitter de la Iglesia británica (@c_of_e) explican que "sus acciones deben ser coherentes con el trabajo y los valores cristianos y debemos asumir la responsabilidad por las cosas que hacemos, decimos o escribimos". Si bien elogia a las redes sociales por la capacidad que tienen de poder hacer una comunicación rápida, advierte de que esto puede llevar a la precipitación y a la publicación de cosas que no están lo suficientemente reflexionadas. El primer mandamiento es "no tener prisa"y aconseja al internauta que se pregunte que si lo que va a poner agradaría a Dios o a su madre. El segundo mandamiento indica que todo lo que se publica es permanente. La tercera regla es "usted es un embajador"y debe dar ejemplo de sus valores como cristiano. El cuarto mandamiento es "no te esconderás". La diócesis advierte que "el anonimato en las redes sociales está mal visto. "Si usted elige un nombre de usuario o perfil diferente a su nombre real, incluya datos personales breves que le identifiquen en la cuenta.

La Iglesia advierte a sus clérigos y empleados que utilicen la configuración de privacidad de forma segura y establece en su quinta regla que se "respetarán los límites entre el ámbito público y privado. La séptima norma es: "Cuando envíes un mensaje privado a alguien, la información será confidencial". La octava regla es mantenerse dentro de la legalidad, por lo que se deben evitar las difamaciones. Por último, el noveno mandamiento indica que no se compartirá información personal.