He ganado, ¿y ahora qué?

¿Qué pasa si compro lotería con amigos?

El consejo principal es que se fotocopie el décimo para que ambas partes tengan una copia. Es recomendable que esté firmado en la parte trasera y que se especifique el dinero que juega cada uno, para que en caso de que alguno vaya a cobrarlo pueda denunciarse y reclamarse. En caso de haberlo compartido mediante redes sociales o algún servicio de mensajería instantánea, hay que destacar que una imagen con el décimo no asegura ser uno de los compradores, por lo que una de ambas partes podría intentar acaparar el premio.

¿Y si compro por Internet?

Se recomienda comprar los décimos en páginas oficiales, leer las opiniones de otros usuarios, revisar la «url», no utilizar ordenadores públicos ni wifis compartidas, para evitar conexiones peligrosas, hacer caso omiso de los e-mails de premios que llegan días posteriores al sorteo, el correo de compra. Con los datos del décimo, es totalmente válido para canjear el premio.

¿Cómo tributan los décimos premiados?

Hacienda ha impuesto un gravamen de un 20% del premio a partir de los 10.000€ –hasta julio era a partir de 2.500–. Los premios menores de esta cuantía no estarán sujetos a retención. Se ha planteado que el corte esté en los 20.000€ en 2019 –ya disponible para el sorteo del Niño de enero– y en los 40.000€ en 2020. En caso de tener un décimo premiado, este se deberá cobrar en una entidad bancaria o la propia administración, mientras que si de lo que se dispone es de una participación premiada, se cobrará en la administración o en la entidad emisora de la misma.

¿Puedo dejar de trabajar si gano El Gordo?

Ganar el conocido Gordo equivale a ingresar de golpe 400.000€, que una vez restados los correspondientes impuestos –el 20%– de Hacienda, se quedarían en 322.000€. Desde luego, cumplir el sueño dorado de decirle «cuatro cosas» al jefe y abandonar la oficina dando un sonoro portazo no es aconsejable. Es importante destacar que un residente de una gran ciudad, como Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao o Sevilla tiene un gasto medio al mes de 2.000€, un total de 24.000€ al año. Este premio, por tanto, permitiría vivir sin trabajar de 12 a 13 años.

¿Y si quiero invertir?

Para evitar encontrarse en una situación desesperada tras haberse quedado sin blanca, se recomienda realizar inversiones diversificadas en seguros, acciones, fondos de inversión o bienes inmobiliarios. En el caso concreto de los fondos, se aconseja no invertir todo el dinero en un solo producto, para evitar riesgos: dos de inversión de renta variable en mercados bursátiles diferentes, como España, América y Asia, por ejemplo.

Abogado y fundador del despacho Hedilla Abogados