¿Por qué celebramos la Nochebuena?

Año tras año, las familias se reúnen para cenar este día.

Familia celebrando la nochebuena
Familia celebrando la nochebuena

Año tras año la tradición se repite: en España, pocos son los casos de familias que no celebran estos días, conocidos como “La Navidad”. Nochebuena, la homónima Navidad, Nochevieja y Año Nuevo conforman el eje central de estas fechas, que suelen alargarse hasta el día 6 de enero con la llegada de los Reyes Magos a los hogares. A pesar de festejar, no todos los que lo hacen conocen la génesis de esta tradición. ¿Por qué se celebra la Nochebuena en España?

A nadie le pillará por sorpresa el afirmar que este país tiene un gran componente cristiano en las líneas que detallan su crecimiento hasta llegar a nuestros días. La Iglesia siempre ha tenido mucho peso en la Historia castellana: incluso se llegó a crear un organismo que perseguía a todos aquellos que no eran lo suficientemente cristianos, conocida como La Inquisición.

Por ello, no resulta raro que en un país de tradición cristiana aún coleteen las raíces de ese pasado. La Nochebuena, en la Biblia, no es más que la víspera del día de Navidad, que es la fecha en la que Jesús nació, según el libro. Sin embargo, las familias que no profesan el catolicismo la festejan por pura costumbre: el 24 de diciembre se ha tomado como un día para estar en familia, cenar con los más cercanos y hacerse regalos, quedando relegada a un segundo plano la razón principal.

En España, la tradición es, en la época, colocar un abeto y decorarlo con guirnaldas (en su origen se hacía con velas para representar la luz de Jesucristo) o montar un Belén para recrear la escena del nacimiento de Jesús (algo que popularizó San Francisco de Asís para no olvidar el nacimiento del Mesías). Por la noche, las familias se reúnen para cenar, y al día siguiente, igual, pero a la hora de la comida. Aunque cada vez el motivo originario pierda cada vez más peso, lo importante es que la tradición se respete: tener una excusa para juntar a toda la familia nunca puede ser malo.