MENÚ
lunes 21 octubre 2019
06:39
Actualizado

¿Qué es la cara misteriosa de la superficie de Marte?

  • ¿Qué es la cara misteriosa de la superficie de Marte?

Tiempo de lectura 4 min.

17 de marzo de 2019. 03:36h

Comentada
Jorge Alcalde.  17/3/2019

A veces, el sueño de la ciencia produce monstruos. En este caso, caras de monstruos. A lomos de la sonda «Viking 1», un orbitador de la NASA, volaban algunas de las esperanzas más excitantes de la carrera espacial estadounidense. La «Viking» debía realizar una somera inspección visual de la superficie marciana para encontrar los mejores emplazamientos posibles para el aterrizaje de su sucesora, la «Viking 2», que tocó suelo. En 1976, la sonda tomaba fotografías de la región de Cydonia, un área de panzas y llanos que ofrecía una relativa seguridad en contraste con otras zonas más meridionales de Marte, escarpadas y peligrosas. Los técnicos del Jet Propulsion Laboratory en Pasadena que recibían en tierra las imágenes estaban acostumbrados a procesar cientos de fotos aburridas. Por eso debió de ser para ellos un motivo de alborozo la llegada de la muestra 070A13, la primera de una serie de capturas cada vez en mayor resolución que arrojaban lo que indiscutiblemente se asemejaba a una gran cara, con los ojos profundos, la nariz griega y una boca tranquila y misteriosa, ensombrecida en su mitad izquierda por los estragos de un sol demasiado bajo. No podría ser otra cosa que un efecto óptico sobre el relieve de una protuberancia rocosa, pero alguien intuyó que la imagen podría tener un efecto mediático gigantesco. Otra victoria propagandística de la NASA estaba en ciernes. Así fue cómo decidió lanzarse una nota de prensa condenada a ser repicada en medio planeta azul: la NASA halla una formación rocosa parecida a un rostro en la superficie marciana. La nota no podía ser más aséptica, pero la inclusión de la referencia a la cara humana la convirtió casi de inmediato en la fuente de una de las más jugosas cascada de historias de la mitología extraterrestre. La cara de Marte se convirtió en un icono popular. Ha protagonizado películas, dado lugar a voluminosos libros, aparecido en las portadas de las revistas importantes y avivado todo tipo de especulaciones sobre la presencia de civilizaciones en Marte. La corriente esotérica oficial popularizó la idea de que la NASA debía de contar con pruebas de la existencia de colonias en Marte, pero las ocultaba al gran público. Habitualmente, las teorías conspiratorias al respecto de la vida extraterrestre fallan en un punto clave: de contar con alguna prueba de vida marciana, la primera interesada en transmitir la noticia al público sería la propia NASA. No hay nada más eficaz para que te llueva el dinero que sugerir que estás a punto de cambiar la historia de la ciencia.

Sea como fuere, es evidente que ningún científico en su sano juicio hubiera pensado que aquella conjunción de sombras y rocas era una escultura alienígena. Aún así, la región de Cydonia fue un codiciado objeto de deseo para otras misiones posteriores. Por eso, cuando la nave Mars Global Surveyor se acercó a Marte en 1997, los ingenieros pensaron que podría ser una buena idea volver a fotografiar la región. En 1998, llegaron a los ordenadores de tierra fotografías con una resolución diez veces mayor que las de la Viking. En este caso, los ojos y la nariz habían desaparecido para convertirse en una borrosa sucesión de accidentes geológicos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs