Un cadáver cae del cielo junto a un hombre que tomaba el sol en un jardín

La víctima viajaba de polizón en un avión y murió congelada. Cuando la aeronave desplegó el tren de aterrizaje, el cuerpo cayó al vacío

La víctima viajaba junto a tren de aterrizaje del avión y murió congelado antes de precipitarse contra el suelo
La víctima viajaba junto a tren de aterrizaje del avión y murió congelado antes de precipitarse contra el suelo

La víctima viajaba de polizón en un avión y murió congelada. Cuando la aeronave desplegó el tren de aterrizaje, el cuerpo cayó al vacío.

El pasado domingo un hombre aprovechaba las altas temperaturas que reinan en toda Europa para tomar el sol en el jardín cercado a su casa de Londres, cuando escuchó un fuerte estruendo a su lado. A menos de un metro de él, había caído el cadáver de un hombre y todo estaba manchado de sangre. Antes de que saliera del estado de shock, apareció un vecino alertado por el fuerte impacto. "Al principio pensaba que era un vagabundo que dormía en el jardín, pero cuando me acerqué a él había sangre por todas partes, tenía la cabeza destrozada y en ese momento me di cuenta de que había caído del cielo. Fue justo en ese momento cuando vi al vecino que estaba tomando el sol. Estaba muy conmocionado", dijo a Ap. Minutos antes, el jardín estaba abarrotado de gente disfrutando del buen tiempo y podía haber sido una tragedia, informa "The Independent".

El vecino, que pidió no ser identificado, dijo que un observador de aviones, que había estado siguiendo el vuelo en una aplicación de rastreo de aviones, había visto caer el cuerpo. El observador llegó casi al mismo tiempo que la policía y les dijo que el cuerpo se había caído de un vuelo de Kenyan Airways. Cuatro patrullas de policía se desplazaron hasta el inmueble, donde estuvieron trabajando durante 5 horas recogiendo pruebas. El cadáver que estaba completamente cogelado cuando cayó fue retirado sobre las 20:30 horas y el equipo de limpieza regresó a la mañana siguiente para continuar.

Los investigadores apuntan a la posibilidad de que la víctima se tratara de un polizón que viajaba en un avión y que había caído de la aeronave cuando bajó el tren de aterrizaje para iniciar la maniobra de aterrizaje. Se trataría de un vuelo de Kenya Airways tenía como destino el aeropuerto de Heathrow, en el que los agentes encontraron una bolsa de comida y una botella de agua junto al tren de aterrizaje. El polizón viajaba oculto pero debido a las bajas temperaturas de la atmósfera, el avión viajaba a 3.500 metros del altura, murió congelado y cuando la aeronave bajó el tren de aterrizaje, el cadáver cayó al vacío.

Un portavoz de la aerolínea explicó que "El vuelo de 6.840 km dura ocho horas y 50 minutos. Lamentamos que una persona haya perdido la vida al subirse en uno de nuestros aviones y expresamos nuestras condolencias. Kenya Airways trabaja estrechamente con las autoridades de Nairobi y Londres para tratar de esclarecer el caso e identificar a la víctima".

No es la primera muerte de este tipo en un avión con destino Heathrow. En junio de 2015, un hombre fue encontrado muerto en el techo de la sede de una empresa en Richmond, mientras que otro fue encontrado en un estado crítico después de que ambos se "colaran"a un vuelo de British Airways procedente de Johannesburgo. En agosto de 2012, se encontró el cadáver de un hombre en la bodega de un avión que llegó a Londres desde Ciudad del Cabo.