¿Un organismo politizado?

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

l ¿Cuál es la vinculación de Nuevas Generaciones del PP con el Consejo de la Juventud?

–En Nuevas Generaciones somos asociados al Consejo, con el que mantenemos una relación cordial. Pero no estamos de acuerdo con el 99% de las disposiciones que llevan a las asambleas.

l ¿Es un organismo politizado?

–Es un órgano absolutamente politizado. Al estar integrado por las mismas personas que estamos en partidos políticos y sindicatos, pierden la conexión con la juventud. Las asociaciones civiles deben tener un cauce de participación libre para no verse influenciadas. En el caso del Consejo de la Juventud siempre ha sido así. Ya su propia regulación, que data de los años ochenta, se ha quedado un poco anquilosada. Entendemos que su participación es muy positiva: todos los gobiernos deben tener canales de contaco directo con los jóvenes. Y, no en vano, el 40% de la población española es joven. Pero al verse copado por los partidos de izquierda, pierde su propia naturaleza.

l ¿Debe el Consejo seguir recibiendo financiación pública?

–Los organismos que cuentan con financiación pública deben canalizar la participación de la juventud. Y, por tanto, deben estar despolitizados. Por eso, Nuevas Generaciones no forma parte de la cúpula directiva del Consejo. Lo que nos gustaría es que los sindicatos y las organizaciones políticas dejaran que fueran las asociaciones juveniles las que tomaran el mando. Sí es necesario participar, porque los jóvenes necesitan un foro para discutir y tomar decisiones. Pero no a través de movimientos que reciben financiación pública. El Consejo de la Juventud depende económicamente del Injuve, tiene gastos de personal, cuenta con un personal liberado...

l ¿Cómo deberían regularse los consejos de juventud de las distintas comunidades autónomas?

–Comunidades como Murcia, Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón han modificado sus relaciones jurídicas y económicas con sus consejos de la juventud. Sobre todo porque en muchos casos existe una duplicidad de funciones, pues existen direcciones generales que realizan la misma misión. En este sentido, nos parece muy positiva la iniciativa desarrollada en Galicia, que se aprobó durante la pasada legislatura, y en la que se financia al Consejo de la Juventud en función de la presentación de proyectos concretos que cuenten con unos objetivos razonables.