Un puerto cercano

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El Aquarius pidió ayer a Europa un puerto para desembarcar a los 141 migrantes que lleva a bordo. El barco humanitario se encuentra fondeado a mitad de camino entre Malta e Italia y, aunque espera instrucciones de las ONG a las que está adscrito, tanto Italia como Malta han rechazado ya acogerlo. Así las cosas, la mirada vuelve de nuevo a España. Pero resulta que esta vez, el gobierno de Sánchez ha dicho que, de momento, no lo va a acoger. Los argumentos son peregrinos. Según fuentes de La Moncloa, «España no es el puerto más seguro porque no es el puerto más cercano según lo establecido en el derecho internacional». Y digo que el argumento no es de recibo, pues en la anterior ocasión en que se acogieron a los migrantes, el puerto de Valencia no era el puerto más cercano. Quizá por eso desde el Gobierno insisten en que la situación no es la misma pues entonces el Aquarius llevaba 630 personas a bordo y esta vez sólo lleva a 141, por lo que –dicen– no le corresponde a España recibir a estos migrantes. Doble argumento. Doble mentira.

Pero en una cosa si acierta Moncloa: la situación es diferente aunque no por los argumentos que venden. El desembarco del Aquarius en Valencia fue una operación propagandística de primera magnitud diseñada por un Sánchez sin política sobre emigración, y apenas conocido en Europa. Aquel gesto consiguió que el electorado huido a Podemos volviera a sus orígenes como demostraron las encuestas.

Pero las cosas han cambiado. Y aunque sus votantes verían con buenos ojos esta nueva acogida, los encuentros de Sánchez con Sarkozy y Merkel han diseñado otra política europea al respecto. El efecto llamada que su acción provocó hacia nuestras costas supuso todo un récord en la llegada a España de migrantes. Una avalancha que el buenismo y la falta de una política conjunta europea no supo prever. Y ahora Sánchez vuelve a ser víctima de sí mismo y de su desgobierno. ¿Qué hará al final? Pues, desgraciadamente, lo que le de más votos. Es su única política.